Maldita Policía de Santa Cruz: detienen, golpean, torturan y obligan a confesar crimen que no cometieron a adolescentes

En un control de la Policía  de Tránsito, cuatro adolescentes  fueron detenidos sin motivo aparente. Los esposaron, golpearon y   “los llevaron dar vueltas dar vueltas” para que confiesen  ser los  autores de la muerte de  Juan Bautista  Cárdenas, quien falleció producto de una picada atropellado el pasado 28 de marzo en la Liniers. Dos de ellos fueron trasladados a la Seccional Segunda, donde continuaron los golpes  e incluso amenazaron con introducirles un palo en la cola. 

jueves, 10 de abril de 2014 · 00:00

 

 

Una grave denuncia interpuso un joven de entre 17 y 19 años  en la Fiscalía Nº2  de Río Gallegos, en donde  contó que junto a sus tres amigos  fue víctima de apremios ilegales por parte de efectivos de la Seccional  Segunda,  pero además de la Policía de Tránsito, quienes lo abordaron primero mientras estaba estacionado  el lunes por la madrugada   sobre la calle Zapiola .

Ante el pedido de los documentos del automóvil que estaban en regla, la Policía de Tránsito de que bajen del auto sin motivo alguno, los jóvenes bajaron -según consta en la denuncia- y los cuatro inspectores de Policía  comenzar a empujarlos  y golpearlos,  y arremetieron  con patadas. (Uno de ellos cuenta con una discapacidad en el riñón). 

En ese momento-  señala la denuncia- los inspectores le adjudicaron la muerte de Juan Bautista  Cárdenas, quien falleció producto de una picada atropellado el pasado 28 de marzo en la Liniers por  Volkswagen Saveiro roja y  un Gol  , este último auto de la misma marca manejaba el joven denunciante.

“Me decían que había matado a un señor, les contesté que no maté a nadie, entonces uno de ellos me pegó una piña en la cara, me llevaron a dar vueltas, esposado, e insistían que les dijera que había matado a ese señor, no respondí, bajé la cara para no mirarlos y para que no me volvieran a pegar”, sentenció. 

Antes de llevar detenidos, le secuestraron el automóvil porque supuestamente  estaba “alcoholizado” sin embargo, nunca se le habría realizado  el test  de alcoholemia. 

De los detenidos – incluido el joven que denuncia-  fueron trasladados   a la Seccional Segunda. Allí los golpes no solo no cesaron sino que se agravaron y se convirtieron en vejámenes. “Nos hicieron desnudar  y nos hacían chistes con el palo de policía”, sostiene la denuncia. 

“Después nos pidieron que nos vistiéramos, nos empezaron a palpar y uno de ellos me dijo: vos tenes abdominales haces ejercicio? Yo le contesté  que no, y me pegó un puñetazo en el estomago dejándome sin aire, y caí al suelo, después me pedían que me levantara, y como no podía,  les pedí ayuda, y me levantaron de las esposas  y de los pelos”, contó. 

Por los  golpes y vejámenes  uno delo jóvenes fue llevado a la clínica MEDISUR. 

No es la primera denuncia de apremios ilegales contra la policía de Santa Cruz, pero tampoco  contra la Seccional Segunda que tiene antecedentes graves de abusos de autoridad especialmente contra jóvenes.  Se trata de “maldita policía de Santa Cruz”,  que realiza prácticas propias de décadas pasadas cuando no existía el estado de derecho, la misma  policía que es responsable de la seguridad. (El Diario Nuevo Día).