Preocupación por la quema y falta de un plan de manejo de la basura por parte del municipio

Lo hicieron Carlos Albrieu – diputado del Frente para la Victoria – y Pablo Grasso, concejal de Río Gallegos. Fue luego de una recorrida por el vaciadero local. Alertaron sobre la toxicidad del aire a partir de la permanente quema de residuos y la necesidad de un plan de manejo. El Gobierno Nacional ya entregó  25 millones de pesos para la construcción de la Planta de Residuos Sólidos Urbanos de Río Gallegos.

martes, 29 de abril de 2014 · 00:00

 

 

 

En horas de la mañana, el diputado por el Pueblo de Río Gallegos, Carlos Albrieu, junto al presidente del Concejo Deliberante local, Pablo Grasso, realizó una recorrida por el predio del vaciadero, ubicado en la zona de la costanera, a los efectos de conocer la forma en que se manejan los residuos de la capital provincial, que en la actualidad consta de más de 120 mil habitantes, y luego de varias jornadas con focos de incendios permanentes.

En el lugar, pudieron dialogar con el director general de Obras y Servicios del Municipio, Juan Carlos Gironi, quien estuvo acompañado por el director de Saneamiento, Lisandro Díaz y el jefe del Departamento División Operativa Horacio Britos, quienes se explayaron sobre las necesidades diarias en materia de equipamiento y personal, entre otros aspectos. 

Destacando el financiamiento ya otorgado al Municipio por el Gobierno Nacional por 25 millones de pesos para la construcción de la Planta de Residuos Sólidos Urbanos de Río Gallegos - que se situará camino a Punta Loyola y como adelanto de un total de 50 millones - los legisladores pudieron interiorizarse respecto de la necesidad urgente de equipamiento para el sector, la nueva diagramación de recolección por barrios, la preocupación que existe por el surgimiento permanente de mini basurales, como así también sobre el crecimiento de la cantidad de perros en la ciudad.

En ese sentido, Albrieu se manifestó preocupado en particular por la cantidad de familias que radican en las inmediaciones del predio – estimadas en 300 - y que con las constantes quemas de residuos respiran diariamente aire contaminado, transformándose esta situación en un problema de Salud Pública. 

Por su parte, Pablo Grasso señaló que merced a la preocupación de los vecinos respecto al vaciadero, “vinimos para conocer cada una de las tareas que se están realizando en el sector y coordinar acciones con el personal del Vaciadero para colaborar con los trabajos de saneamiento”. Agregó además que “junto con el diputado Albrieu vamos a pedir una reunión con el intendente Raúl Cantín y el secretario de Obras Públicas y Urbanismo, José Zavaley en la que le solicitaremos que se avance cuanto antes con las obras relacionadas con el Vaciadero para las cuales ingresó al municipio una suma de alrededor de 25 millones de pesos”.

Por último, el Concejal destacó el hecho de trabajar de forma conjunta “con el diputado Albrieu quien desde hace muchos años viene ocupándose de la problemática de la basura en Río Gallegos e incluso diseñó el Plan de Manejo Integral de Residuos Sólidos Urbanos para la construcción de un nuevo Vaciadero Municipal”.