Múltiples actividades de los pueblos originarios en el complejo cultural

La comunidad mapuche-tehuelche de Río Gallegos y los integrantes del programa radial “Raiwe” se encuentran organizando los festejos por el año nuevo mapuche-tehuelche por tal motivo la comunidad afincada en la ciudad de Río Gallegos invita a los vecinos de la ciudad a participar de las diferentes actividades que se realizarán hoy lunes y el martes 24 de junio en el horario de 09:00 a 18:00.

lunes, 23 de junio de 2014 · 00:00

Para conocer más detalles de esta propuesta, dialogamos con Mirna Calbuyahie quien explicó que “para esta fecha tan especial para nuestro pueblo tenemos la idea de hacernos presentes en las instalaciones del complejo cultural desde la 09: a las 18:00 horas donde vamos a realizar una muestra de comidas, artesanías y tejidos que hablan de la historia y la cultura de nuestros pueblos originarios y al mismo tiempo en este espacio, vamos a enfocarnos en charlas relacionadas con el medio ambiente y por ello, hemos cursado invitaciones a los entes que trabajan en esta problemática de la municipalidad de Río Gallegos”.

Cambio de ciclo

Más adelante la coordinadora expresó que “para nosotros la problemática del ambiente es muy significativo, ya que por historia estamos ligados a la tierra y el cambio de ciclo, porque estas humildes presentaciones que no han tenido mucha difusión tienen que ver con el festejo y la ceremonia que se realiza para recibir un nuevo año, para poner de manifiesto los significados y las características que para nosotros posee esta ceremonia ancestral para nuestro pueblo ante el solsticio de invierno, para lo cual esperamos contar con referentes de las comunidades originarias que coexisten en la ciudad de Río Gallegos y Santa Cruz”.

En el marco de estas dos jornadas, Mirna Calbuyahie “el objetivo es también realizar la proyección de documentales, mostrar a través de la danza y charlas acerca del patrimonio porque la idea es visibilizar la importancia que marca la finalidad de un ciclo, porque creemos que es ese momento, el 24 de junio donde la naturaleza se manifiesta realmente ya que en ese día tan particular nuestros pueblos realizan casamientos y bautismos por ello, queremos que estas simples actividades que tendrán lugar en el complejo cultural durante estos dos días en el marco del año nuevo mapuche – tehuelche, sean días de reflexión porque

nuestros pueblos son parte del patrimonio y que los gobiernos deben trabajar para que los pueblos sean reconocidos”.

Las tradiciones

Además los coordinadores harán hincapié en la temática de la lingüística y la fonética de las lenguas originarias y al respecto la coordinadora de esta iniciativa manifestó que “consideramos importante también hablar de hablar y debatir acerca de la importancia de enseñar nuestra lengua y el sistema bilingüe al igual que otras problemáticas que están estrechamente ligadas con nuestra estirpe, porque ahora sí todos tenemos voluntad de mostrar realmente lo que sabemos hacer a partir de la comida sana y natural, los tejidos y las artesanías”.

En este contexto, Mirna invito a todos los vecinos de Río Gallegos para que se acerquen durante estos dos días para conocer y compartir los matices de nuestra cultura, nuestra historia y el legado de los pueblos originarios, porque nos debemos hacer cargo de intentar difundir nuestras raíces a pesar de que muchas veces no tenemos respaldo, ni apoyo, ni recursos económicos para difundir lo nuestro, porque lo vamos haciendo a pulmón.

El sol es el gran protagonista

La astrología y la astronomía fueron disciplinas importantes para desarrollar y promover el conocimiento en el pueblo mapuche y de todos los pueblos originarios del continente. A través del análisis y el estudio sistemático, los pobladores lograron interpretar los movimientos del sol y de los astros.

La celebración más importante de los pueblos originarios del hemisferio Sur es el “We Xipantu” o “Nquillatún”, un término mapuche que significa “año nuevo” o “salida del nuevo sol”. Esta fiesta coincide con el Inty Raimy (de la tradición inca), evento que también indica al sol como fuente de renovación y sabiduría. Durante la ceremonia, se le agradece y se elevan ruegos ya que el 23 de junio, tradicionalmente comienza la ceremonia, espacio en el cual las familias se reúnen frente a un gran fogón para escuchar los relatos de los miembros más viejos del grupo. Claro que no faltan los platos típicos para degustar, especialmente preparados para el acontecimiento.