El dilema de las clases en medio de los partidos de Argentina en el Mundial de Fútbol

 

El gobierno provincial informó  que las clase se desarrollaran normalmente  en Santa Cruz e instó a docentes y alumnos a didácticamente.  Un Psicopedagogo planteó la importancia de que los alumnos  que no les guste el fútbol puedan optar por tener clases normalmente. Qué sucede con los niños de otros países que quieran ver a su selección. 

miércoles, 25 de junio de 2014 · 00:00

 

 

El gobierno provincial, por medio del  Consejo Provincial de Educación informó que hoy  miércoles 25 de junio las actividades en las instituciones educativas de toda la provincia se desarrollarán normalmente y en los horarios habituales.

Además “instó”  a las escuelas y docentes a “abordar los acontecimientos relacionados con el Mundial de Fútbol Brasil 2014 desde un aspecto pedagógico y transversal para lo cual tienen a su disposición, en www.educacionsantacruz.gov.ar,  recursos didácticos elaborados para tal fin”.

Hoy será el  primer partido ente Argentina y Nigeria que  se realizará un día de semana, justamente en horario laboral  y de dictado e clases del turno tarde de Primaria y Secundaria. 

El gobierno nacional, como sostuvo el comunicad del CPE, envió cuadernillos- aunque no llegó  a todas las escuelas del país-  para aprovechar  curricularmente este acontecimiento  deportivo que cada cuatro años paraliza a nuestro país  y que según un especialista , debería aprovecharse. 

“Lo ideal es que no se suspendan las clases.  Por varios motivos: para  hacer uso curricular de los cuadernillos  de educación para trabajar temas como geografía ,  y adema para que los chicos que no quieran ver el partido- de hecho a algunos  no les gusta el futbol, tengan clases en un aula aparte”, sostuvo a Nuevo Día el Psicopedagogo Francisco Sevilla.

Contó  que dicha experiencia se realizará  en algunas provincias, como el caso de Río Negro. Y que por ejemplo en Neuquén, no llegaron los cuadernillos del ministerio de Educación de la Nación.

Pero existe otra  situación a tener en cuenta. “Qué sucede con los chicos de otros países es la pregunta”, se interrogó Sevilla.    Es que en muchas provincias  como en Santa Cruz,  existe una gran cantidad de familias migrantes de otros países, como la comunidad boliviana  y peruana en Caleta Olivia, Puerto Deseado,  y Río Gallegos,  o la chilena en  toda la provincia. En Buenos Aires, incluso  residen miles de familias colombianas y ecuatorianas.  (Estas dos últimas que se encuentran en instancias mundialistas). 

Según el especialista, esos niños también deberían tener el derecho de ver  los partidos de sus naciones. “Sería lomas justo  y trato igualitario que alcanza a todos en la diversidad”, precisó.  (El Diario Nuevo Día).