El 8 de julio será la paritaria docente, en donde el gobierno nuevamente buscará acordar y evitar conflictos con el gremio

ADOSAC y Ejecutivo  volverán a discutir suba salarial para el segundo semestre.  En la primera parte del año el gremio fue el único sector  logro una suba del 48 %. Por qué el gobierno no quiere confrontar.  Peralta anunció “fuerte inversión” en educación. 

viernes, 27 de junio de 2014 · 00:00

 

 

 

Es  sector docente  fue el primero que logró una suba salarial en el  primer  semestre, pero además s el que mejor porcentaje  pudo acordar y romper con el 20% que  el Ejecutivo  negoció con los sindicatos de la administración pública. El objetivo fue simple: evitar conflictos-por lo menos salariales-  con ADOSAC  y dejar allanado un camino tranquilo  de cara al 2.015. 

En el segundo  semestre, esto no será diferente. Al casi 48%  de incremento   resuelto con ADOSAC – gracias al incremento del ítem “estado docente”en el primer  semestre - ahora el sector de los maestros  buscará  otro aumento el próximo 8 de julio en la primera paritaria. 

El lunes  estará definido cual será el  porcentaje  que presentarán en la mea de negociación, en la que estarán frente al a titular  de Educación, Silvia Sánchez, a quien cuestionaron por la falta de insumos básicos en las escuelas  y problemas edilicios estructurales que incluyeron al propio edificio del Consejo Provincial de Educación.  

“INVERSIÓN” 

Justamente hoy el gobernador Daniel Peralta destacó la “fuerte inversión educativa” que realizó el estado provincial en lo que va del año y adelantó que se continuará con el plan de inversiones para sostener la infraestructura educativa. 

 “El Estado ha invertido en materia de calefacción, no solamente en calderas nuevas sino en reparación y mantenimiento de edificios, y principalmente en la calefacción que el año pasado tuvimos algunos inconvenientes, se perdieron muchas horas y días de clase”, apuntó.

Agregó que se han incorporado “alrededor de 300 matafuegos en nuestras escuelas, que hacen a la seguridad en los establecimientos, más el arreglo de los vehículos, los juegos saludables para escuelas especiales y la llegada de insumos para todas las escuelas” detalló.

Luego de señalar que la licitación para la compra de dichos materiales se demoró, agradeció “la paciencia de los docentes, los padres, los alumnos porque enfrentaron el semestre con estas dificultades”.

“Todo esto significó alrededor de 20 millones de pesos y es una inversión importante. Si uno le suma los diez millones del programa Conectados, estamos haciendo de la educación, además del pago de salarios a los docentes, un aporte a la infraestructura escolar en todo sentido, que lo vamos a seguir haciendo” indicó.