Los valores y tipos de drogas que se consiguen con extrema facilidad en Río Gallegos

El consumo aumenta como pocas veces se vio en Río Gallegos. A pesar de los operativos y los allanamientos, la droga llega en cantidad y variedad a la capital de Santa Cruz. Hay vendedores en todos los barrios de la ciudad y se consigue a cualquier hora.

martes, 15 de julio de 2014 · 00:00

La lucha contra las drogas fue marcada por el Gobierno provincial como uno de sus principales objetivos en los últimos años. Sin embargo, lejos de alcanzar el objetivo, el consumo parece incrementarse con el paso del tiempo y hoy en la capital de Santa Cruz se consigue todo tipo de droga en cualquier barrio y en cualquiera hora.
Basta con un par de contactos telefónicos para dar con vendedores en diferentes barrios de la ciudad, quienes en cuestión de minutos se enlazan para proveer de cualquiera de las drogas sociales que llegan a Río Gallegos, generalmente por vía terrestre.

VARIEDAD Y PRECIOS
De todas las drogas que se utilizan en el mundo, en Río Gallegos hay tres que actualmente se consumen en cantidades realmente impresionantes y en variedad de precios que la hacen accesibles casi para todos.
¿La más común? La marihuana, que llega a la ciudad con una facilidad pocas veces vista y, si bien llega en grandes cantidades, los “dealers” las venden en “piedras” que van desde los 200 pesos para arriba para luego ser “picada” llegando a transformarse en el “porro” o “faso” que tanto se escucha en la jerga callejera. La calidad de la misma difiere del origen, pero se consume con la misma asiduidad en la capital.

¿La otra? La cocaína, siempre ligada a consumidores con mayor poder económico, quienes tienen fácil acceso a esta droga que tiene mucha variedad en su calidad, pero se vende desde los sectores económicos más altos hasta los mismísimos barrios Evita, Belgrano o 213 Viviendas en cualquier esquina.
La cocaína también llega a la ciudad en enormes cantidades y se vende de diferentes maneras. Los vendedores la ofrecen en “tizas” completas a un precio que va desde los 800 a los mil pesos o en bolsitas que varían entre los 100 y los 200 pesos según la cantidad y el vendedor.

VIVA LA PEPA
Si bien la ciudad es un “viva la pepa” con respecto a la venta de drogas que no se logra controlar, quienes no conocen la jerga del ambiente deben saber que “pepa” es la denominación más común para el “LSD”, también llamada lisérgida y comúnmente conocida como ácido, es una droga psicodélica semisintética. Es conocida por sus efectos psicológicos, entre los que se incluyen alucinaciones con ojos abiertos y cerrados, sinestesia, percepción distorsionada del tiempo y disolución del ego.

El LSD o “pepa” se distribuye como un papel secante cuadrado y muy pequeño que se pone debejo de la lengua o dentro del ojo durante unos cuantos minutos y su efecto se produce aproximadamente dos horas después, extendiéndose durante más de 12 horas.
Esta droga llega a Río Gallegos en cortes de entre 15 y 20 cartones que luego son cortados por los vendedores para sacar más de seis mil pesos de ganancia, vendiendo cada “LSD” o “pepa” a 200 o 250 pesos.
Estas drogas, las más consumidas en la capital de Santa Cruz se consumen todos los días y en gran cantidad los fines de semana, siendo conseguidas con extrema facilidad en cualquier barrio de la ciudad, pero con mayor cantidad de vendedores en los barrios Belgrano, Evita y 213 Viviendas. (El Diario Nuevo Día)