El MST rechaza la nueva Ley de Hidrocarburos que ingresó al senado

El MST-Nueva Izquierda cuestionó el proyecto de la nueva ley de hidrocarburos que fue ingresado al Senado de la Nación y que cuenta con el apoyo del gobernador Peralta. Emilio Poliak señaló que “Esta nueva ley está hecha a medida de Chevrón y las multinacionales petroleras y profundiza aún más la entrega de nuestros recursos naturales.”

jueves, 18 de septiembre de 2014 · 00:00

Poliak detalló que “la ley les amplía a las multinacionales petroleras todas las ventajas ya otorgadas a Chevron por el pacto con YPF. Entre otras cosas plantea que a los cinco años pueden exportar el 20% de su producción sin pagar ni un peso por retenciones y disponer libremente del 100% de las divisas obtenidas por exportación. Mientras el pacto con Chevron obligaba a “invertir” al menos mil millones de dólares, ahora lo reducen a 250 millones. Y si la producción no cubre las necesidades de abastecimiento interno, ese petróleo o gas que las empresas vendan en el país se les paga a precio internacional. Además, se conceden las áreas por 35 años prorrogables, rebajan o incluso anulan el pago de derechos para importar equipos y sólo ponen algunos “estándares mínimos” para el cuidado ambiental.”

Para el referente del MST “El discurso del gobierno kirchnerista y de Peralta de que sin estas medidas no habrá autoabastecimiento ni soberanía energética es un nuevo verso para encubrir una entrega similar a las realizadas en la década del ´90. Es mentira que las supuestas inversiones que vendrán significarán un crecimiento para el pueblo de la provincia y nada lo demuestra mejor que lo que sucede con la megaminería. Con las ventajas otorgadas a las mineras éstas se llevan miles de millones de dólares por año mientras la provincia no llega a juntar los fondos para pagar los salarios ni mantener las escuelas y los hospitales. Para colmo el objetivo de la ley es fomentar la explotación de hidrocarburos no convencionales a través del Fracking, una técnica que el propio servicio geológico de EEUU acaba de demostrar que provoca terremotos y que fue prohibido en gran cantidad de países, entre ellos Alemania recientemente.”

Poliak adelantó que “el MST y la Red Ecosocialista impulsaremos una campaña en todo el país y en la provincia llamando a la población a rechazar este nuevo capítulo de entrega, saqueo y contaminación.”

“Desde el MST-Nueva Izquierda planteamos que la única política soberana es anular el pacto YPF-Chevron, prohibir el fracking y que el Estado tome en sus manos los recursos naturales poniéndolos bajo control social, e invierta en el desarrollo de energías alternativas renovables y no contaminantes, para defender los bienes comunes y el medio ambiente” señaló Poliak.