RIO GALLEGOS TRISTE

La cruda imagen de un niño aspirando pegamento en el Vaciadero de Río Gallegos

La imagen fue esparcida por la red social Facebook. Según averiguó Nuevo Día, la foto fue captada entre el 8 y 10 de mayo por un vecino que acudió al Vaciadero a tirar sus desechos. Refleja la dura situación de familias y niños que fue expuesto en el informe de la secretaria de Estado y Derechos Humanos que este medio dio a conocer el año pasado, y que advirtió la necesidad de un trabajo coordinado de asistencia para las 23 personas que vivían del cirujeo.
martes, 12 de mayo de 2015 · 00:36

La fotografía de un niño de entre  10 y 12 años  con una bolsa de pegamento en el Vaciadero se reprodujo en las redes sociales de  forma instantánea. Sin embargo, según pudo conocer Nuevo Día, fue retratada entre el 8 y 10 de mayo por un vecino que acudió al basural a llevar sus desechos  en el marco del paro del SOEM que complicó la recolección de residuos.

Si bien es solo una imagen, refleja una  situación que no fue saldada. En julio del año pasado Nuevo Día publicó de forma exclusiva la situación de familias que cirujeaban  en el Vaciadero de Río  Gallegos el 11 de julio del 2.014,  en base a un informe que realizó  la secretario de Estado y Derechos Humanos de la provincia, de forma conjunta con aéreas sociales y  de políticas públicas de la municipalidad de Río Gallegos, además  de un psicólogo,  un Licenciado en Trabajo Social, y una abogada de Derechos Humanos.

El retrato del informe fue  crudo,  y tenía el objetivo de  áreas del gobierno provincial como de la comuna trabajen en red para mejorar la situación  de varias familias,   incluso niños  y adolescentes de 9 a 17 años que en ese momento no  estaban escolarizados y que se dedicaban a la recolección de botellas y de recuperación de metales mediante la quema de basura.

El estudio del Vaciadero – que se realizó antes y después  de las elecciones legislativas del - expuso también el riesgo al que estaban expuestas las familias ya que en el basural se  desecha "material quirúrgico que se encontraban en bolsas rojas”, lo que implica que se arrojan "residuos tóxicos hospitalarios en el lugar, con el riesgo que implica esto para la salud, no solo de las personas que están en el lugar sino los mismos empleados, esto  se puede constatar con fotografías tomadas en el lugar (jeringas descartables, inyecciones, frascos que seguramente provienen de algún área de la salud)”, indicó el informe.

Pero quizás lo más importante es que   en las conclusiones se expresó la "la  necesidad de crear un "plan de trabajo” que incluya a las áreas de Infancia, salud y Educación  "a los fines de proteger y resguardar  a los niños y niñas y adolescentes que se encuentran en el lugar”.

Es importante recordar que toda  esta información  fue elevada a las autoridades Municipales correspondiente  "para que se perímetre  el lugar”, pero  también "a la Ministra de Desarrollo Social Prof. Gabriela Peralta”,  con el objeto de que "arbitre los medios necesarios y coordine  con área de Protección de Infancia Local, medidas  para resguardar a los niños y niñas y adolescentes   y sus respectivas familias que asisten al vaciadero. Pero por ahora, nada cambió. (El Diario Nuevo Día).

 

6
3