Municipio capitalino

Mala gestión de Cantín en un municipio que no presta los servicios esenciales de acuerdo a los altos impuestos que cobra

Se trata de los impuestos ligados a la limpieza, cloacas y recolección de residuos que pagan todos los vecinos pero que la municipalidad incumple y no presta en forma eficiente, el mal funcionamiento de áreas claves son las principales quejas de los vecinos.
sábado, 2 de mayo de 2015 · 16:00

En los últimos seis días los riogallegenses volvieron a tener complicaciones con distintos servicios esenciales que brinda la comuna entre ellos la recolección de residuos, por la medida de fuerza de los trabajadores de la comuna en virtud a reclamos salariales.Mucho se hablado sobre la precaridad en la que se brindan los servicios de limpieza de calles, mantenimiento de desagues pluviales y cloacales, además de lo que es el servicio de recolección de residuos.

Sobre este último servicio en la ciudad capital de la provincia, uno de los puntos más criticables son que las tareas de recolección de la basura donde con tan solo seis camiones compactadores se hace este servicio para una ciudad de cerca de 130 mil habitantes y que en los últimos año sigue creciendo y donde la gestión Cantin poco se ha preocupado en estos últimos tres años y medio por mejorar el servicio.

Tan solo en lo que va de la gestión justicialista y si no fuera por el aporte del Gobierno nacional de dos camiones recolectores el servicio estaría en estado de emergencia porque la flota de camiones en su mayoría tienen más de diez años de servicio.

Otro de los servicios que no presta la comuna como debería ser, es el relacionado al servicio de barrido y limpieza de las calles cuyas las labores de limpieza de cordones y de calles se efectúan con escobillones y operarios, pero siempre estas labores se hacen en las calles más céntricas y muy pocas veces en los barrios o zonas alejadas del casco urbano.

Capitulo aparte del mal estado de muchas de las calles de la ciudad capital de la provincia, repleta de baches y donde no se han arreglado o parchado calzadas en los último dos años, han pasado cuatro Secretarios de Obras Públicas y ninguno hasta el moento ha podido tener la claridad de saber que para mantener las calles sin baches eran necesario comprar una nueva planta de asfalto, a pesar de que se había anunciado más de una vez, se busco tener una solucuión con una planta de bacheo móvil que no funciono porque no se capacitó al personal debidamente y porque hubo mezquindades en enseñar y capacitar.

El funcionamiento de los semáforos en Río Gallegos es la vieja deuda que tiene esta gestión desde que asumió no ha sabido resolver la sincronización de esteo elementos de ordenamiento vial y en algunos de los casos estos elemento instalados en muchas arterias importantes de la ciudad pasan mese sin funcionar y con escaso mantenimiento.

Aún así la ciudad sigue dando una triste imagen de abandono al visitante, con calles rotas y sucias con basura acumulada en contenedores que pasan días para ser retiradas.

Por eso será que muchos vecinos se preguntan si a un costo de 1300 pesos por año la Tasa Barrido, limpieza, Recolección de Residuos y Conservación de la Vía Pública, sigue siendo útil pagar este impuesto para los riogalleguenses en una gestión que se cae a pedazos que cobra cosas que no cumple.

Galería de fotos