EDUCACIÓN

Supervisores de toda la provincia se reunieron en Río Gallegos

El presidente del Consejo Provincial de Educación, Roberto Borselli inauguró hoy el primer encuentro provincial que tiene como fin reflexionar sobre el oficio de supervisor y presentar los principales ejes de la política educativa provincial. Hoy disertaron los Alberto Sileoni y Marisa Díaz.
jueves, 18 de febrero de 2016 · 23:45

El presidente del Consejo Provincial de Educación, Roberto Borselli dejó inaugurado hoy el Primer Encuentro Provincial de Supervisores bajo el lema "Del escritorio al territorio. El oficio del supervisor en el Bicentenario de la Independencia Nacional”, que reunió en Río Gallegos a 65 educadores de toda la provincia y los distintos niveles y modalidades del sistema educativo.

El encuentro –que continuará mañana en el Núcleo Educativo del Barrio San Benito – propone reflexionar sobre el oficio del supervisor, a través de la revisión de sus prácticas para identificar potencialidades, dificultades y ejercitar herramientas para la construcción de agendas colectivas en el marco de los actuales escenarios institucionales y sociales.

Asimismo, las autoridades del CPE presentarán los principales ejes de la política educativa del gobierno de Alicia Kirchner. Por esta razón, estuvieron asistieron también, la vicepresidenta del CPE, Celina Mansilla; los vocales por el Poder Ejecutivo, Ismael Enrique y Horacio Pérez Osuna; el secretario de Coordinación Educativa, Damián Zagdanski y el equipo pedagógica de la cartera.

En este contexto, brindaron conferencias el ex ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni sobre "Balance de las políticas educativas nacionales. Logros y desafíos” y la ex subsecretaria de Planeamiento Educativo del ME, la profesora Marisa Díaz que disertó sobre "El oficio del supervisor”.

En la apertura Borselli reconoció a los supervisores como actores centrales del sistema educativo y los invitó "a comenzar una nueva etapa en la que la construcción colectiva sea el eje de todo el trabajo que tenemos por delante”.

Al respecto, afirmó: "En Santa Cruz nadie desconoce que hay problemas de todo índole: infraestructura escolar, la carrera docente con la continuidad de los concursos y titularizaciones para darle estabilidad laborar y mejorar las condiciones laborales y que incluyan a supervisores y directivos; reformular y profundizar la política de desarrollo profesional docente, entre tantos otros”

Y añadió: "Todos estos temas nos hacen corresponsables, al gobierno de la Educación y a los supervisores, por lo que tenemos que pensar y repensarlos en forma conjunta”.

"Somos optimistas porque tenemos una conductora que es la gobernadora Alicia Kirchner que tiene claridad absoluta sobre a donde tienen que ir Santa Cruz, y, a la vez, la totalidad de los ministro provinciales y de la Nación firmaron, la semana pasada, la Declaración de Purmamarca que subraya la idea de seguir construyendo sobre lo construido”, aseguró Borselli y subrayó: "Es decir, a partir de todas las leyes nacionales que implicaron ampliación de derechos y significaron mayor inversión en la educación argentina”.

Por su parte, la vicepresidenta del CPE, Celina Mansilla destacó que "los supervisores son un pilar fundamental y son los que van a acompañar la gestión por lo que tienen que sentirse respaldados parta trabajar en un misma línea y con un discurso acordado basado en un convencimiento de cómo nos acercamos a las escuelas”.

Conferencias

Respecto a las conferencias, Alberto Sileoni indicó: "Venimos a pensar junto a los supervisores porque el estamento más alto y más permanente del sistema educativo que tiene que tener diálogo con las autoridades”.

"El sistema educativo ha crecido, está en movimiento y es complejo, por eso tenemos que debatir acerca de cómo lo mejoramos, cómo hacemos un sistema justo y equitativo, que tenga buenos aprendizajes pero que incluya a todos”, subrayó el docente.

En tanto, Marisa Díaz se refirió al oficio del supervisor y señaló que la intención fue "ayudar a esclarecer este corrimiento que deseamos de una tarea netamente administrativa y de control a una tarea más de acompañamiento en el territorio de la escuela, situada con los problemas”.

En este sentido, señaló que la idea de oficio "es una idea de un trabajo más artesanal, más cuidado y más preciso” y, partir de ella, pretendió "aportar una reflexión general sobre lo echo y lo por hacer y generar una reflexión más personal sobre el supervisor y su tarea, sus escuelas, sus docentes y todo lo que tiene a cargo como responsabilidad, en la que no está sólo porque muchas veces se siente sólo”.

"Es pensar como optimizar esa condición jerárquica, pero no por ello menos docente y menos participativa”, concluyó Díaz.