en conflicto

ATE pidió que la municipalidad “se haga cargo” del reclamo de choferes de Montecristo

El gremio se solidarizó con los 15 choferes despedidos por la empresa con 20 días sin prestar el servicio en Río Gallegos. “Son elementales funciones del Estado municipal, provincial y nacional hacerse cargo de sus responsabilidades políticas y administrativas, y no contribuyendo, por desidia política e insensibilidad social”, dijo Alejandro Garzón, secretario General.
lunes, 29 de febrero de 2016 · 15:48

"Desde la ATE Santa Cruz nos solidarizamos con la situación que vienen atravesando los choferes de autobuses de Montecristo en la localidad de Rio Gallegos, y en especial con los trabajadores despedidos”, expresó el Secretario General de la ATE Santa Cruz, Alejandro Garzón mediante un comunicado.

Además sostuvo: "La situación por la que atraviesan los trabajadores del transporte, resultante de una deuda que mantiene el Municipio con la empresa, y que diera lugar al legítimo reclamo por diferencias salariales mantenidas, tuvo por respuesta patronal el despido de choferes, y la posterior decisión del sector afectado en adoptar medidas de fuerza. En este sentido, nos solidarizamos con los compañeros choferes en la legítima defensa de sus intereses, a la vez que reclamamos la debida atención de parte de las autoridades municipales, dado que la justa reclamación excede el marco meramente sectorial, afectando la prestación del servicio y la normal utilización del mismo por parte de miles de compañeras y compañeros trabajadores y usuarios en general”.

Por otro lado, Garzón agregó  que "son elementales funciones del Estado municipal, provincial y nacional hacerse cargo de sus responsabilidades políticas y administrativas, y no contribuyendo, por desidia política e insensibilidad social, a la desocupación y el malestar ciudadano”.

"Nosotros como trabajadores del Estado al que pretendemos presente, generador de empleo y producción, nos involucramos decididamente frente a las "distracciones” e injusticias emanadas por parte de funcionarios que alientan la consolidación de un Estado ausente y divorciado de los padecimientos de los distintos actores sociales que lo conforman, pensando solo en su bienestar personal. El Estado somos todos, y no solo quienes ocupan funciones de Gobierno. O lo entienden, o nos encargaremos que de que lo hagan, junto al resto de los trabajadores y las clases y sectores a los que se pretenda marginar. El paro y movilización del día 24, fue la primera señal, de que estamos en el camino correcto” enfatizó Garzón.