DERECHOS HUMANOS

Concretan cine debate en la Escuela de Policía

La misma tuvo como ejes la dictadura cívico-militar que sufrió nuestro país con el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, y la importancia del respeto por los Derechos Humanos dentro de las fuerzas de seguridad y en la sociedad toda.
martes, 22 de marzo de 2016 · 11:34
En el marco de las actividades conmemorativas del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, este lunes a las por la mañana, los Secretarios de Estado de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, y de Seguridad, Lisandro de la Torre, brindaron una charla en el Instituto Superior de Formación Policial de la Provincia "Crio. Insp. (R) Eduardo V. Taret", ante la presencia de autoridades de la fuerza y más de 200 cadetes.

La misma tuvo como ejes la dictadura cívico-militar que sufrió nuestro país con el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, y la importancia del respeto por los Derechos Humanos dentro de las fuerzas de seguridad y en la sociedad toda.

En el encuentro se proyectó la película Garage Olimpo, dirigida por Marco Bechis, la que sirvió como disparador para reflexionar sobre la violación sistemática de DDHH durante el terrorismo de Estado, y la función y responsabilidad que tienen las fuerzas de seguridad para no permitir que se generen hechos de violencia institucional en nuestra provincia y en todo el país.

Ambos secretarios expresaron el compromiso de Santa Cruz para garantizar la vigencia irrestricta de los Derechos Humanos y para que nunca más se permita el avasallamiento de la sociedad.

Cabe recordar que este año es el 40° Aniversario de la dictadura más sangrienta que hemos vivido los argentinos, que tuvo como objetivo imponer un modelo económico de exclusión y desigualdad, en la que hubo 30.000 detenidos y desaparecidos que tenían un compromiso con un modelo de país más justo. Durante todo ese proceso, que duró más de seis años, existieron más de 500 Centros Clandestinos de Detención y Tortura, y aberraciones como apropiación sistemática de niños, de los que aún hoy faltan alrededor de 400 por recobrar su identidad.

Debe tenerse presente que estos hechos se mantuvieron impunes hasta la decisión política de Néstor Kirchner de abolir las leyes de Obediencia Debida y de Punto Final para dar lugar a la apertura de los juicios por delitos de Lesa Humanidad en los que se condenaron a cientos genocidas por los crímenes atroces cometidos. Dando de este modo respuesta al pedido de justicia en tantos años de lucha de las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo bajo las banderas de Memoria, Verdad y Justicia.