Represas sobre el Río Santa Cruz

Colectivo Río Vida presentó carta sobre el impacto ambiental de las represas en el Congreso Nacional

En torno a una nueva audiencia pública respecto a la construcción de las represas sobre el Río Santa Cruz que se efectuará mañana en el Congreso de la Nación el colectivo ambiental Río Vida, dio a conocer la carta presentada a los legisladores nacionales.
miércoles, 19 de julio de 2017 · 12:31

Mañana en audiencia pública que se realizará en el Salón Azul del Congreso de la Nación, se debatirá el estudio de impacto ambiental de construcción y funcionamiento de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, a desarrollar con capitales chinos. En tal sentido la Red Ecosocialista/MST en Colectivo Río Vida acercó a la redacción del Diario Nuevo Día la carta que presentó la semana a los senadores nacionales, la cual fue elaborada por los diferentes colectivos ambientalistas. La siguiente es la carta presentada a los senadores nacionales:

 

A los/as Señores/as que representan al pueblo: De nuestra mayor consideración, manifestamos nuestro rechazo a la construcción de las dos Mega represas Néstor Kirchner y Jorge Cépernic en el río Santa Cruz. Nos preguntamos cuál es el objetivo de hacer un proyecto tan ambicioso teniendo en cuenta que la provincia no va a beneficiarse de la energía que espera producirse, existen otras alternativas menos perjudiciales y más económicas, se generará un daño tan importante al afectar nuestros modos de vivir y nuestra belleza escénica, los paisajes agrestes, imagen por la cual somos reconocidos mundialmente. Se está entregando esta obra de gran envergadura a una UTE integrada por la empresa china GETZHOUBA, la cual fue sancionada durante 18 meses por el Banco mundial por incumplimiento de las normas ambientales. No tenemos garantía de que dichas normas esta vez, se cumplan. Asimismo, denunciamos que el Subsecretario de Energía de la Nación pertenece a la empresa EBISA que fue la encargada de realizar el último EIA, mostrando incompatibilidad con el cargo que actualmente posee, incumpliendo sus deberes como funcionario público. El estudio de impacto reconoce que los habitantes de la provincia no están calificados como mano de obra para cumplir con el acuerdo 70/30, por lo tanto las fuentes de trabajo son otra mentira. Es sabido que este proyecto se ha firmado antes de realizar dicho estudio, incluso se han construido ya las villas sin evaluar el daño que se produciría en el área, ¿cuál es el apuro? Tal vez porque trae aparejado un enorme negocio inmobiliario en las tierras expropiadas para ventas a “terceros”. De realizarse estas “mega obras”, solo se aprovecharía el 45 % de la energía a un valor de 3,67 millones de dólares el megavatio instalado. Esto significa un costo altísimo para el país y para los consumidores (se pagará cinco veces el valor actual). Cabe agregar que no se presentó el EIA de la obra del tendido eléctrico hasta el interconectado, lo cual significa que el proyecto está incompleto. Dada la magnitud de la energía a ser generada, exigiría la duplicación del tendido del sistema interconectado nacional hasta los centros de consumo, con muy altos costos, a ser construida con fondos nacionales y que ni siquiera se encuentra en proyecto. Nos preguntamos entonces ¿cuál es el costo económico total del proyecto? Lo más grave de todo es que el nuevo estudio de impacto de la empresa EBISA NO RESUELVE las incertidumbres de los dos anteriores y se está poniendo en riesgo nada más y nada menos que al glaciar Perito Moreno y a toda la actividad económica-social-cultural que depende de su existencia. Según los estudios realizados por el del glaciólogo J. Pablo Milana sobre el proyecto evaluado, no existe desacople de los lagos. En base al diseño presentado de la represa y los datos que cita el informe se confirma que la represa NK afectará sin duda los niveles del Lago Argentino, y por ende la estabilidad de los tres glaciares que llegan al mismo: Perito Moreno, Upsala y Spegazzini. Además, dicho acople causaría inundación a gran parte de la zona costera de la villa turística de El Calafate: la cota máxima del embalse debe estar al menos un metro por debajo de la cota mínima del lago y en el informe se afirma que el nivel mínimo histórico del Lago Argentino es 176,79 m (según datos del informe) y el nivel del embalse se puede manipular manualmente hasta 179,30 m. Debido a la incongruencia de los datos expuestos en este EIA exigimos un auditor independiente para toda la obra si ésta se llegara a aprobar. Por otra parte, el EIA reconoce peligros geológicos de remoción en masa, sismicidad e inundación y falta de información sobre estudios de glaciares. Por lo cual debería aplicarse el principio precautorio de la Ley General del Ambiente N° 25675 y exigirse la realización de estudios en profundidad sobre estos temas en particular. Como se descubrió hace pocos años, las represas de más de 50 Megavatios ya no se consideran energías limpias (Ley N° 27191) ya que emiten una gran cantidad de gases de los considerados de “efecto invernadero” que sumaría otro efecto negativo sobre el campo de hielo. En el resto del mundo “desarrollado” las mega represas se están destruyendo, y en cambio se realizan pequeños proyectos de generación distribuida, por lo cual este proyecto es tecnológicamente obsoleto y atrasado. Ya sobre otros aspectos del EIA, en el caso de los peces, si bien se habla de la implementación de ascensores, la experiencia en otros lugares nos permite asegurar que no funcionan para la lamprea, afecta a los alevinos por el cambio de temperatura y a los peces en general, afectando toda la cadena trófica, como a la tonina overa (patrimonio natural de la provincia) por el cambio de sedimentación en las aguas, lo mismo para la Ballena Franca Austral. Esto afectaría además a la pesca deportiva y comercial. ¿Cuántos puestos de trabajo se verán afectados? Acerca de los recursos paleontológicos, existen casi 100 sitios puntuales de los cuales 33 se reconocen como de alta importancia científica que quedarán bajo agua. Se reconoce que un gran porcentaje de sitios arqueológicos de la zona se inundarían, restos que datan mínimamente de los 9500 años de antigüedad. Entre ellos se encuentran “chenques” (antiguos cementerios de pueblos originarios) violando de esta manera la ley de patrimonio arqueológico. Queremos saber si los pueblos indígenas fueron debidamente informados sobre todo esto, tal como lo respaldan convenios internacionales. Se modificarán sitios que albergan numerosas especies de aves poniendo en peligro entre otros al maca tobiano (patrimonio natural provincial) y el cóndor y provocando contaminación sonora durante la construcción de la obra y un gran impacto permanente con el tendido de cables de alta tensión. No se ha hecho un relevamiento exhaustivo sobre nidificación ni se han considerado los efectos de cambio de sedimentación sobre las aves de la desembocadura del río como las pingüineras. No se tuvo en cuenta en el E.I.A. la Ley Nº 3466/16 publicada en el Boletín oficial de la Pcia. de Santa Cruz, RíO GALLEGOS, 29 de Marzo de 2016 donde se vuelven a recategorizar las Áreas de conservación. El actual estudio de Impacto se basa en la Ley 786, la cual no se sabe si sigue vigente o fue derogada en todas sus partes. Por otro lado, respecto a la Fauna Provincial, mediante la Ley Nº 2.373 se declara de Interés Público la evaluación, protección, propagación, repoblación y aprovechamiento racional de las especies de la fauna silvestre que temporal o permanentemente habitan en el territorio de la Provincia. Asimismo, dispone que la conservación de especies autóctonas de la fauna provincial sea responsabilidad del Estado Provincial. Sin perjuicio de ello, se deberá tener en cuenta que en el régimen de EIA provincial, se requiere la realización de un relevamiento de la flora y fauna nativa posiblemente afectadas por el proyecto. El Consejo Agrario Provincial no tiene estudios de censos de fauna silvestre y tampoco cuenta con un equipo de guardafuanas que controlen y monitoreen las áreas protegidas, por lo que es poco probable saber que se va a perder. No se han tomado acciones concretas para resolver los efectos sociales que impactarán directamente sobre las localidades afectadas, como: falta o aumento indiscriminado de alquileres, deficiencia en los servicios de educación, manejo de residuos urbanos y de residuos cloacales, inseguridad, apertura o reapertura de prostíbulos, : ¿quien asegura que no habrá trata de personas?, migraciones de familias en búsqueda de trabajo, desempleos una vez finalizada las obras, capacidad de los servicios de salud para el aumento de población, entre otras problemáticas. No es justo el reclamo que hace el Gobierno Provincial y el COMEFA por la intervención de la justicia federal, que es legítima debido a que el contrato con China lo firmó el Gobierno Nacional. Cuando se firmó ese contrato la Provincia no participó de forma alguna, el Gobierno Nacional, en ese momento con Cristina Fernández de presidente, dispuso del río sin hacer preguntas a la provincia y a los/as santacruceños/as. Existió por parte de la Provincia una omisión inconstitucional, ya que luego de la reforma de 1994 la Constitución Nacional establece la soberanía de las provincias sobre sus recursos naturales. Ahora el Gobierno Provincial sale a reclamar la autonomía y la soberanía ambiental de la provincia. ¿Por qué nadie reclamó el atropello del gobierno nacional cuando se firmó el contrato con China? Cansados de oportunismos políticos, no creemos en falsas promesas como las fuentes de trabajo, ya sabemos que al final de la obra solo se mantendrá el 2% de los puestos, ni en el desarrollo de la región, ya que nada de la energía estará disponible para la Provincia. Tampoco implicará una rebaja en los costos de energía para las localidades más cercanas. Tenemos como ejemplo cercano la usina de Río Turbio que solo fue escenario de una importante corrupción. Dicha obra solo ha traído contaminación del agua, del aire y los operarios han sufrido exposiciones a la radioactividad a causa de negligencia, además de que el carbón no es suficiente para abastecer la usina y por tanto debe ser importado, generando un costo alto para la economía del país. Tres años después, la Justicia Federal dio lugar a una medida cautelar sobre los efectos nocivos de ese proyecto. ¿Van a permitir que esto mismo pase nuevamente con los recursos de los/as argentinos/as? Preocupados por la creciente apropiación de nuestros recursos, consideramos que deben tener en cuenta que la naturaleza y la cultura son patrimonio de todos y todas, que heredamos de nuestros antepasados y debemos conservar para nuestras futuras generaciones y no para los políticos de turno. Existen alternativas que fueron presentadas oportunamente a la Secretaría de Ambiente sobre un proyecto de generación de energía federal, distribuida y sustentable. Rogamos tengan a bien considerar que quienes elegimos vivir aquí amamos la tierra tal cual es, y no queremos mayor progreso que su conservación para gozar de un ambiente digno y su disfrute.

Atte. Colectivos: Ciudad Despierta el Calafate Colectivo Río Vida Rio Santa Cruz Sin Represas Adhesiones Red Ecosocialista Santa Cruz, Movimiento Socialista de los Trabajadores Unión de Asambleas Patagónicas Fundación Ecosur (Ecología, Cultura y Educación desde los pueblos del Sur) Asamblea Viedma - Carmen de Patagones Asamblea de Comodoro Rivadavia ¡Agua para la vida y nada más! Foro Social y Ambiental de la Patagonia (FASP), Comodoro Rivadavia Fernando Berdugo (ambientalista, Buenos Aires) RENACE, Red Nacional de Acción Ecologista Fundación Uñopatún, Programa para el Desarrollo Integral Agroecológico de la Patagonia, Carmen de Patagones

0%
Satisfacción
75%
Esperanza
25%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios