Controles de Tránsito, Comercio y Bromatología durante la Peregrinación

Las direcciones de Tránsito y Comercio, como así también el área de Bromatología, trabajaron el pasado 8 de diciembre en los controles que se realizaron durante la tradicional peregrinación a la Virgen de Güer Aike. Diecisiete secuestros fueron el resultado de controles vehiculares.
lunes, 10 de diciembre de 2018 · 18:19

En el marco de la tradicional Peregrinación a la Virgen de Güer Aike, las áreas de Comercio, Bromatología y Tránsito dependientes del Municipio, lograron obtener un resultado positivo de los operativos. Específicamente, el personal de tránsito se abocó a los controles preventivos para resguardar de la integridad física de los peregrinos, y su a vez el reordenamiento de los conductores en toda vera de la Ruta 3, tanto al ingreso como al egreso, donde se trabajó en forma conjunta con personal de Agencia Provincial de Seguridad.

Desde el área de Control Operativa, se informó que en este marco se procedió al secuestro de diecisiete automóviles de los cuales once fueron por estar bajo la ingesta de alcohol, tres por conducir sin estar habilitado, dos por negarse a realizar el test de alcoholemia y uno por obstruir entrada de vehículo. En tanto, se labraron doce actas de infracción a las normativas vigentes.

En tanto, desde el área de Comercio e Industria, el titular Miguel Dabbraccio, informó que desde temprano a la mañana, inspectores recorrieron la Autovía hasta Güer Aike y el predio de la Virgen controlando las condiciones sanitarias y de documentación de los carros gastronómicos, chulengos, carritos pochocleros y puestos ambulantes, como así también la ubicación física de los mismos.

“Lo que se buscó y logró satisfactoriamente fue que, los peregrinos contaran con total tranquilidad en cuanto a los alimentos y bebidas que consumieran y que la instalación de carros, mesas o chulengos no entorpeciese a los concurrentes ni pusiera en riesgo la seguridad de niños y grandes; ya que años anteriores, algunos vendedores colocaban sus carros en cualquier lado e incluso se utilizaban las parrillas para vender choripanes, etc. en lugar de ser aprovechadas por los feligreses. Por su parte, el Departamento de Bromatología otorgó los correspondientes permisos, controlando inicialmente las condiciones de salubridad y luego Comercio la documentación de los carros y titulares de los mismos”, explicó el titular de Comercio.

Por último, Dabbraccio, destacó que se logró una jornada realmente tranquila, en donde el clima acompañó durante todo el día y los alimentos a la venta fueron controlados por los inspectores.