"Esas mujeres en la Patagonia Austral"

Se asoman a través de las fotos de sus prontuarios, tan maltratadas como sus almas y cuerpos. Se hacen visibles a la luz del día, ellas que vivieron en la oscuridad de la noche.
domingo, 16 de diciembre de 2018 · 16:48

*Mario Novack

Patricia Halvorsen nos tiene acostumbrados al abordaje de temas que se relacionan con la historia en los inicios del territorio de Santa Cruz. “Esas mujeres”, se decía en voz baja en los centros poblados del incipiente territorio. Era la forma de definir a “las chicas” o “las pupilas”, que tantos capítulos le han ofrendado a la historia de Santa Cruz.

La que sigue es una entrevista con la autora de este libro que brinda un rico testimonio sobre la actividad de la prostitución y su incidencia en un marco social y política de los nacientes territorios de la Patagonia Austral.

M.N.- Cual es la temática del libro y en que etapa se sitúa..?

P.H. - El libro se llama Esas Mujeres en la Patagonia Austral. La temática es la historia de la prostitución en los Territorios de Santa Cruz y Tierra del Fuego, y abarca desde los inicios de los territorios hasta cuando la prostitución dejó de ser legal. Eso es en la década del 30. Y después volvemos a retomarlo, porque a mediados de la década del 40 vuelve a ser legal, pero hay algunas excepciones que se hacen sobre el tema y en particular toca los dos territorios.   El libro es una co-autoría con Jorge Castelli, fueguino. Es un trabajo que yo empecé hace bastante tiempo y llevó aproximadamente 5 años su concreción. Cuando empecé a investigar sobre el tema ví que había un muy tráfico importante entre Santa Cruz y Tierra del Fuego. Las mismas mujeres iban y venían a los prostíbulos de ambos territorios.

M.N.-Hemos escrito en este mismo medio sobre Carmen “la Coca” Egues que además de regentear los prostíbulos en ambos lugares, también tenía una línea aérea para el traslado de su mujeres..}

P.H.- El caso de “Coca” es casi el final de nuestra investigación, porque ella corresponde a esta segunda etapa, ese período tan particular, donde el ejercicio de la prostitución está prohibido, salvo en las “zonas de necesidad”. Así decía la ley. Era considerada una zona de necesidad donde habían muchos hombres, no sólo de las fuerzas armadas como el Ejercito o la Marina, pero no necesariamente. Santa Cruz reunía todos los requisitos . Estaban presentes todas las fuerzas, pero en Río Turbio, que no las había, hallaron el carbón. El factor común desde el inicio de los territorios , el principal proxeneta siempre fue el estado.

M.N.- Hubieron autoridades como el gobernador Mackinlay Zapiola que defendió la permanencia de los prostíbulos en su ubicación dentro de Río Gallegos, cuando algunos vecinos le pedían su desplazamiento.

P.H. - Nosotros detrás de la investigación quisimos mostrar el pensamiento de la época. Muchos estaban a favor de la existencia de los prostíbulos. El que no estaba de acuerdo, no estaba de acuerdo y se callaba. Pero habían muchos que defendían la existencia de los prostíbulos.  Siempre los cambios de mentalidad transcurren en tiempos prolongados. Hoy si leemos algunos artículos de esa época nos reímos, porque hasta hubo algún periodista en un incendio de uno de los prostíbulos que hace un relato fantástico diciendo que en medio del incendio todos los pollitos salían a medio vestir, disparando para que no los identificaran cuando llegara la policía. En una provincia extensa pero con poca población como esta, podemos ver todos estaban involucrados, sino era con la oferta lo era con la demanda.

M.N.-Hay década por década algún personaje destacado..?

P.H.-Comenzamos a fines del siglo 19 con la instalación del primer prostíbulo en Río Gallegos, con algunas quejas del dueño del prostíbulo, porque su negocio era legal y el médico del pueblo se niega a hacerle la revisación a las chicas. El prostíbulo era tan legal como una verdulería.

Después avanzamos a medida que el negocio se vá haciendo más creciente. Pero al ser Territorio Nacional todo depende de Buenos Aires y este negocio también depende de Buenos Aires. A medida que avanzamos vemos que hay una casa muy conocida en Río Gallegos que se llama “La Chocolatería”que en un momento avisa al municipio que debe cerrar porque se ha quedado sin chicas.

Las chicas habían sido trasladas a Tierra del Fuego y  le comunica al municipio que están esperando la nueva remesa de Buenos Aires. O sea que el proveedor estaba en Buenos Aires. Entonces giramos nuestra investigación al Río de la Plata, es decir Montevideo y Buenos Aires . Coca Egues era uruguaya, por ejemplo.

Todas leyes que se aplicaron en las grandes urbes, tiempo después se trasladan acá. Cada sector va recorriendo una década, a medida que va apareciendo una nueva actividad. Por ejemplo en la década de 1910 el ferrocarril. Un punto de contacto muy importante es Puerto Deseado. Empiezan las obras y empieza  a funcionar el prostíbulo. Otro tanto en Río Turbio. Empiezan las obras y llega el prostíbulo. Es una constante. Vemos cosas que son tragicómicas. Por ejemplo avisos de propaganda donde cada servicio aparece publicado. Con una señorita, con varias, tal precio. Descuentos para policías, descuentos para funcionarios. Fijate lo instalado que estaba en la sociedad como para que hicieran una propaganda de este tipo. Nosotros recogemos los nombres. Elegimos nombrarlas con nombres y apellidos. En general uno habla de esas mujeres y queda en esas mujeres. Es algo de lo que no se habla. Elegimos contar quienes eran, especialmente aquellas que fueron madamas que tenían cierta importancia de mando.  Elegimos mostrarlas, sino es como que nos quedamos en un número. Hay algunas que van a tener en sus prostíbulos estrellas en especial del tango. Mirábamos algunos que fueron famosos en Buenos Aires y decíamos, pero éste primero estuvo aquí. A medida que avanzábamos en los expedientes nos íbamos sorprendiendo. Esperamos la misma reacción del lector. Decidimos mostrarlas, no por le hecho de señalarlas con el dedo, esa no es la intención, sino de humanizarlas. Es cierto que muchas formaron familia. Es cierto que hay nietos y bisnietos de ellas. Pero en realidad ellas ya no existen. Realmente creemos que los méritos siempre son individuales. No importa si nuestros abuelos fueron ilustres o no.

M.N.- Cuando dejó de ser legal y considerarse clandestina la prostitución.

P.H. - La prostitución dejó de ser legal en Buenos Aires en 1935 y en el 36 en Santa Cruz, donde ya no es tan permisivo como antes. En el gobierno de Edelmiro Farrell se vuelven a permitir prostíbulos en zonas de necesidad. Esto dura pocos años. Luego el rotulo cambia a wisquerías, pero ya no es legal, sino bajo la ley de profilaxis.

Esas mujeres en la Patagonia Austral es un impecable testimonio de época, que ayuda a entender la vida en estas latitudes y una actividad con la que se convivió casi naturalmente hasta que la conciencia social comenzó a elaborar su nuevo dictado.

Son 450 paginas de riquísimo valor testimonial que esta obra entrega, ya destacado por otros autores de renombre como Virginia Haurie. Un libro para adquirir y disfrutar.

Comentarios