La AFIP busca desactivar las maniobras para evitar pagar más por Bienes Personales

El organismo alertó por la idea de radicarse en otro país o generar un "trust irrevocable" en el exterior para eludir un supuesto aumento del impuesto, tal como podría ocurrir tras la asunción de Alberto Fernández.
viernes, 22 de noviembre de 2019 · 14:59

Con el objetivo de desactivar las posibles maniobras para evitar pagar más por Bienes Personales, las autoridades de la AFIP recordaron que el organismo posee "amplias facultades de fiscalización" y que están dispuestos a utilizar todas las herramientas a su alcance para eludir “futuras controversias” con los contribuyentes.

Fuentes de la entidad recaudatoria confirmaron a este medio el envío de una carta a la Federación Argentina de Consejos Profesionales de Ciencias Económicas, donde remarca las situaciones en qué corresponde pagar el tributo.

Las suspicacias con Bienes Personales se palpan a 12 días de mercados del para el traspaso de mando y el fantasma de un aumento de la alícuota del impuesto para activos financieros y reales que los argentinos mantienen fuera del país. Sobre todo para los que se acogieron al blanqueo de capitales en 2016.

Ámbito dio cuenta este viernes de una frenética y masiva ronda de consultas a expertos tributaritas sobre qué hacer con Bienes Personales antes de la asunción de Alberto Fernández. Sin confirmación oficial, se menciona que dentro del equipo del Frente de Todos hay un supuesto interés de elevar la presión impositiva sobre los activos argentinos en el exterior para mejorar la recaudación.

El gobierno saliente redujo 0,25% la alícuota hasta 0,75%. Actualmente se tributa en tres escalas de 0,25% (hasta $3.000.000), 0,50% (entre 3.000.000 y 18.000.000) y 0,75%.(más de $18.000.000). El Presupuesto 2019 de Mauricio Macri preveía subirla nuevamente e incluir a 400.000 contribuyentes más. Pero ese proyecto de ley quedó stand by hasta que asuma la nueva gestión. Lo que generó nerviosismo fue el documento del PJ, donde los equipos técnicos deslizan la posibilidad de elevarla a 3,75%.

Ante las especulaciones, la AFIP aclaró que para el primer caso, los contribuyentes deben acreditar “la pérdida de la residencia ante la AFIP o ante el Consulado Argentino del país en el cual se obtuvo la residencia fiscal”. El organismo recordó su poder para chequear a otros organismos del Estado los ingresos y egresos del país y las permanencias por tiempos prolongados en el exterior.

Además, la AFIP está en condiciones de evaluar los “intereses vitales” de los argentinos, en referencia al estado civil y residencia del cónyuge, fuentes de ingresos locales, servicios de salud y hasta si los hijos estudian en la Argentina o el exterior.

“Si bien en el caso de Bienes Personales el concepto que se tiene en cuenta es el de domicilio fiscal, distinto al de residencia fiscal, no pueden soslayarse las amplias facultades de fiscalización de AFIP para determinar la verdadera sustancia de dicho cambio”, advirtió en la carta enviada a los contadores.

Sobre generar un “trust irrevocable” la AFIP aclaró que solamente se toma como válido (legal) si hay un “real desapoderamiento” de los activos en el exterior del contribuyente y recordó que si se configura “no hay ninguna posibilidad de revocarlo”. El trust irrevocable es como si fuera un anticipo de herencia que hace una persona en favor de otra, que existe en países de jurisprudencia anglosajona como el Reino Unido o Estados Unidos.
El organismo también señaló que una vez que se genera el “trust” no hay modo de que los bienes regresen al patrimonio y recalcó que si detectan irregularidades con la distribución o asignación de rentas producidas por activos o beneficios del fideicomiso podría caer el peso de la ley penal tributaria, en paralelo a se considere nulo el “trust” creado.

Obvio, la AFIP no hizo aclaraciones sobre la estrategia de iniciar un juicio al Estado por “confiscatoridad”. Para ello, según se estimó, la alícuota debería ir al 5% con lo cual al cabo de una década la persona habría perdido la mitad de su patrimonio. Ese nivel podría ser considerado confiscatorio por la Corte Suprema de Justicia. Hay jurisprudencia.

Fuente: Ambito Financiero