Pájaro que comió voló

Como en el dicho, el secretario general de ATE, Alejandro Garzón, arregló la paritaria con el gobierno y desapareció de la órbita del sindicato. Instaló a Olga Reinoso y Carlos Garzón en la lista oficial para retener el gremio.
domingo, 26 de mayo de 2019 · 12:17

Nada peor que no hacerse responsable de sus actos y es lo que hizo el actual secretario general de ATE Santa Cruz, Alejandro Garzón, quien arregló rápidamente con el gobierno la paritaria central, incluso desoyendo el mandato de las asambleas.

Luego de un acto considerado de “traición” por parte de la gran mayoría de los afiliados, todas las encuestas realizadas en diarios digitales y redes sociales, marcaban una contundente derrota de Garzón en las elecciones.

Es por eso que, como dice el dicho, “pájaro que comió voló”, y Garzón se esfumó de la órbita gremial y mediática para tratar de aplacar el tremendo enojo que hay para con su conducción directiva en toda la provincia.

Y su estrategia también incluyó instalar a Olga Reinoso y Carlos Garzón (directamente ligados a la actual conducción) para tratar de mostrar un cambio para tratar de retener el gremio en las elecciones de agosto.

Sin embargo, en ATE se conocen todos y la gran mayoría de los afiliados advirtió la “desaparición” de Garzón y la idea de subestimarlos, como si los afiliados no fueran a advertir que detrás de los candidatos está y estará él siempre manteniendo una “excelente relación” con el gobierno de turno. Exactamente lo contrario a lo que tiene que hacer un dirigente gremial.

Mientras tanto, las listas opositoras denuncian nuevos acuerdos con el gobierno de Santa Cruz, mediante el Consejo Provincial de Educación, interviniendo en el sector educativo de cara a los padrones de las elecciones.

Lo cierto es que en la conducción actual de ATE saben que tienen muchas chances de perder las elecciones a manos de la oposición, que se frota las manos por méritos propios y también por los votos “anti Garzón”, que son cada vez más. (El Diario Nuevo Día)