Pastoral Migratoria: cuando la ayuda es silenciosa y para todos

Se trata de la labor que realiza la Pastoral Migratoria del Obispado local, en su labor de asistencia y ayuda a migrantes como a familias en difícil situación que necesitan ser escuchados y ayudados para tener mayores oportunidades.
sábado, 6 de julio de 2019 · 21:06

En los tiempos de complicaciones sociales y económicas muchos migrantes no escapan a la dura realidad, una de ellas está dada a veces por esa llegada forzosa lejos de su tierra natal o de manera interna en búsqueda de mejores horizonte y un espacio donde concretar sueños y anhelos. Es allí donde el estado muchas veces no llega con asistencia a los recién llegados niños, jóvenes y adultos que buscan dejar atrás un pasado y planificar un futuro. Desde hace varios años una labor silenciosa en ayuda y orientación a los más necesitados viene cumpliendo La Pastoral Migratoria, dependiente del Obispado local. Mujeres voluntarias que desinteresadamente ayudan con ropa de abrigo a familias necesitadas como a migrantes que llegan a esta lejana patagonia.

Días atrás Rosita Díaz, de la Pastoral Migratoria dialogo con el programa “Arriba El Día” que se emite por Radio Nuevo Día donde contó como es el trabajo que se lleva a cabo para asistir a las personas necesitadas y a los migrantes que arriba a Río Gallegos. En primer lugar Díaz señaló “últimamente han llegado bastante migrantes, donde se ha visto una migración muy importante de personas de Venezuela, donde sabemos que es una migración forzada por cuestiones humanitarias, ellos vienen de un lugar con un clima muy distinto donde vienen con necesidad de ropa de abrigo, asistencia, donde hemos entablado contacto con ellos, que en su gran mayoría son profesionales que se han insertado en trabajos que están subvaluados y a nivel general tenemos migraciones que están relacionada con reunificaciones familiares y en estas épocas de un clima muy frio que afecta a las personas que trabajan en la construcción se han visto mucha necesidad de familias por la veda de trabajo y es por ello es que tratamos de asistir con alimentos y abrigo”.

Es de indicar que la Pastoral Migratoria viene trabajando en red con Caritas y desde la Iglesia Católica con el Hogar de Cristo que asiste a las personas en situación de calle y que brinda un espacio con alimentos y comidas.

Es de señalar que la labor de la Pastoral Migratoria cumple sus funciones los días martes en el Obispado local, con la participación de personas voluntarias en su mayoría integrado por docentes jubiladas y que se maneja con un presupuesto mínimo para ayudar a los migrantes a radicarse sobre todo porque en Río Gallegos no hay consulados salvo el de Chile y el de Bolivia en Comodoro Rivadavia donde asistimos a los migrantes en lo concerniente a los papeles y cumplimentar trámites para garantizar derechos establecidos en la ley de migraciones 25181. “sabemos lo que significa migrar el duelo del mismo porque en su gran mayoría hemos sido migrantes  internos el dejar el lugar de origen y buscar prosperidad y una vida más digna,  nosotros decimos que existe el derecho a migrar que está establecido por las leyes, y donde los países debieran garantizar que las personas puedan desarrollarse en sus lugares de origen”.

Además Díaz destacó el constante contacto que mantiene el Obispo Jorge Ignacio García Cuerva, en un trabajo de mucho acompañamiento con los voluntarios de la Pastoral en las reuniones de los días martes con los migrantes en la tarea de asesoramiento y visitas a familias con mayores necesidades. En esa misma sintonía esta semana voluntarios de la Pastoral Migratoria efectuaran una visita a los vecinos del Barrio Madres a la Lucha.

Finalmente la referente de la Pastoral Migratoria indicó “nosotros decimos que trabajamos con personas ya que trabajamos con rostros de migrantes que tienen identidad que tienen costumbres distintas pero que somos iguales en dignidad y sobre todo son personas, no hacemos distinciones ni de nacionalidad ni por fisonomía todo traemos nuestra cultura y Santa Cruz es un mozaico de identidades, donde lo que tenemos que caminar hacia una sociedad intercultural, donde haya respeto”.

La Pastoral Migratoria atiende para cualquier asistencia u ayuda los días martes de 09:30 a 12 en las instalaciones del Obispado local sito en calle Errazuriz 53 o se puede consultar a través del Face  Pastoral Migratoria.

 

El Diario Nuevo Día