La UNPA le dice no a la violencia ni al uso político de la perspectiva de Género

El Consejo Superior que sesionó en Puerto San Julián, se informó a los consejeros sobre el resultado de las actuaciones realizadas con relación a las declaraciones sobre la existencia de violencia en la institución que había declarado la Vicerrectora Claudia Malik de Tchara.
martes, 20 de agosto de 2019 · 20:12

En el marco de la reunión del Consejo Superior que sesionó en Puerto San Julián, se informó a los consejeros sobre el resultado de las actuaciones realizadas con relación a las declaraciones sobre la existencia de violencia en la institución que había declarado la Vicerrectora Claudia Malik de Tchara en noviembre del año pasado.

Un tema que repercutió mediáticamente y que sorprendió a la comunidad universitaria por la forma en que fue planteada y rápidamente viralizada en la sociedad.

En el plenario se leyeron los pasos administrativos que realizó la UNPA a través de la intervención de la Comisión Asesora en Cuestiones de Género y la asesoría letrada que llevó adelante la información sumaria en búsqueda de indicios o hechos que den cuenta de lo manifestado públicamente por la Vicerrectora.

En el informe presentado se dio cuenta de la no participación del Rector de la UNPA en el proceso de la información sumaria para librar de cualquier tipo de injerencia o participación a los cargos directivos de la UNPA, como así también para garantizar la preservación de los derechos, asegurar la libre expresión de las situaciones denunciadas, y promover una eficaz recolección de la información con el fin de facilitar las investigaciones.

En este sentido, y dentro de la línea de protección institucional, el Rector puso en marcha las dos herramientas que la UNPA se ha dado para la resolución de estos temas, la intervención de la Comisión Asesora en Cuestiones de Género y la Información Sumaria para investigar, estableciendo además  su auto apartamiento, con el fin de generar un espacio de protección para que la Sra. Vicerrectora pueda presentarse y sentirse contenida a efecto de ampliar sus manifestaciones, principalmente precisarlas y ratificar o hacer la denuncia correspondiente.

Es así que la Comisión Asesora en Cuestiones de Género luego de su intervención en el tema, determinó que no existía denuncia ni hechos que den cuenta de la presencia de violencia de género desde cualquier integrante de la comunidad universitaria hacia el rol y cargo de la vicerrectora de la UNPA.

Asimismo la instrucción sumaria dejó asentado en su informe la no existencia de denuncia formal o verbal por parte de Malik de Tchara, de lo que surge que no existen indicios que den muestra que las manifestaciones realizadas hacia la comunidad universitaria tengan un asidero que permita visibilizar prácticas que vayan en sentido de lo manifestado en el Consejo Superior de noviembre de 2018.

Es así que una vez realizados todos los actos formales y administrativos dentro de la estructura de la UNPA se determinó la no existencia de una denuncia real, sumada a la falta de nombres o conductas concretas que den cuenta de la situación manifestada y que sostenga las declaraciones formuladas.

Es por ello que la instrucción sumaria llegó a su fin, y la UNPA tomó conocimiento de no existir dentro de la institución universitaria hechos circunstanciados como los manifestados en forma genérica por la Vicerrectora.

En la parte final del tratamiento del tema, una de las integrantes de la Comisión Asesora en Cuestiones de Género de la UNPA, realizó una intervención a modo personal y pidió a todos los integrantes del Consejo Superior que “no se utilice la violencia de género como una herramienta para las prácticas de políticas personales o grupales. “El tema es muy delicado como para banalizarlo con intereses sectoriales, debemos ser responsables y serios en el trabajo que venimos haciendo y este caso no representa ningún tipo de violencia de género, sino que es un problema de diferencias relacionales”.

De esta manera se dio fin a la situación planteada en el seno del Consejo Superior de la UNPA, el cual reafirmó su compromiso para eliminar cualquier tipo de violencia en la institución y el uso indebido de la temática con intereses políticos personales.