Vocales docentes se quejan de las condiciones edilicias de las Juntas de Clasificación

Así lo manifestaron a través de un comunicado en el que indican las falencias del edificio dependiente del CPE. "Solicitamos al CPE arbitre una urgente solución, al problema planteado", manifestaron.
sábado, 24 de agosto de 2019 · 21:24

Comunicado de Vocales Docentes de la Junta de Clasificación:  

Los vocales electos de las Juntas de Clasificación de Educación Primaria y Secundaria informamos, a toda la comunidad educativa, que el edificio en el que funcionan las distintas Juntas, Comisión de Ofrecimientos y Dirección de Registro de Títulos, Certificaciones y Equivalencias, se encuentra con serios y graves problemas de calefacción. Las juntas de clasificación al igual que el resto de las instituciones educativas sufren el abandono del estado, sin inversión, distando mucho de las "escuelas de lujo" que dice tener la presidenta del CPE.

La situación es la siguiente: de las dos calderas que calefaccionan el edificio; una está fuera de servicios, por falta de mantenimiento, y la otra funciona al 50 %, ya que los conductos están desconectados del equipo de la caldera y solo irradia calor a su alrededor.

Los vocales electos hemos trabajado en estas condiciones, con el afán de salvaguardar los intereses de todos los docentes de la provincia. Pero esta situación se continúa dilatando, aspecto que representa un claro perjuicio para las actividades que se realizan en este espacio. Por lo cual, solicitamos al CPE arbitre una urgente solución, al problema planteado.

El colapso del sistema de calefacción se debe a la falta de mantenimiento, situación que se agrava porque el edificio no reúne las condiciones mínimas de habitabilidad para el desarrollo normal de las actividades laborales que afectan alrededor de 50 personas.-

Estas reiteradas denuncias son el resultado lamentable de la falta de inversión del CPE en materia educativa. La degradación, la desidia y el abandono son aspectos que definen la política de un gobierno que prioriza la persecución de los docentes por encima de las verdaderas necesidades del sistema educativo. Por último, reafirmamos la exigencia del inmediato reacondicionamiento del edificio de las juntas de clasificación, en cuanto a calefacción y ventilaciones, como así también, resguardando la seguridad de quienes trabajan y circulan por dicho espacio a través de la colocación de puertas de emergencias. Condición imprescindible que hoy se vulnera y que debemos denunciar por resultar inadmisible.