La Paramela fue incorporada al Código Alimentario Argentino

La inclusión de esta especie vegetal autóctona de la Patagonia había sido solicitada por Santa Cruz para ser utilizada como ingrediente en bebidas alcohólicas e infusiones, debido a que hay productores que la utilizan. Tras diversos estudios se aprobó el uso sólo en bebidas con alcohol.
martes, 24 de septiembre de 2019 · 08:42

La “paramela”, cuyo nombre científico es Adesmia boronioides Hook. f., es una especie autóctona de la zona andina patagónica y crece a ambos lados de la Cordillera de los Andes. En nuestro país está distribuida desde Neuquén hasta la Santa Cruz, en la zona esteparia y en los bosques de transición.

Su uso se viene dando como ingrediente aromatizante en bebidas alcohólicas destiladas, como ocurre en El Calafate con la empresa Helmich. También en infusiones mezclada con otras hierbas.

La empresa de destilados de El Calafate elaboró su producto insignia “Estepvka”, un vodka con un tono particular de paramela de la estepa (de allí su nombre comercial). Resaltando la identidad patagónica la bebida llegó a las góndolas de supermercado La Anónima en todo el país, a través de un acuerdo con el Ministerio de la Producción de Santa Cruz.

Pero sorpresivamente tras una inspección, las botellas fueron incautadas y se impidió su comercialización. La razón fue formal. La paramela no estaba incluida en el Código Alimentario Argentino (CAA).

Alberto Helmich, responsable de Destilados Patagónicos, explicó hoy en FM Dimensión que a partir de allí comenzó todo el trámite para su inclusión, algo que solicitó a nivel oficial la Dirección General de Regulación y Fiscalización del Ministerio de Salud y Ambiente de la Provincia de Santa Cruz.

La paramela cuenta con una larga historia de uso entre las sociedades originarias que habitaron y habitan la Patagonia Argentino-Chilena. Por su valor cultural y simbólico se destaca como parte del patrimonio biocultural de la región, formando parte de conocimientos y prácticas ligadas principalmente a la salud y la subsistencia de comunidades Mapuche y Tehuelche desde tiempos pre-hispánicos.

Las propiedades de la Paramela debieron ser estudiadas exhaustivamente por la Red de Seguridad Alimentaria, dependiente del CONICET, que finalmente elaboró un informe en el que concluye que “hasta el momento no se han encontrado evidencias de toxicidad o alergenicidad en las formas tradicionales de empleo en cuanto a su preparación y posología”.

“Sin embargo – aclara el informe - no existen estudios de inocuidad a altas dosis, ni ante el uso durante periodos prolongados. Por otra parte, el empleo como ingrediente de una bebida alcohólica es reciente”.

En el proceso de elaboración del “Estepvka” se utilizan tallos y hojas de ese vegetal. Basándose en los estudios, la Comisión Nacional de Alimentos (CONAL) acordó  la incorporación de Adesmia boronioides Hook. f. dentro del capítulo XVIII “Aditivos alimentarios” para su uso en bebidas alcohólicas en un porcentaje máximo de UNO POR CIENTO (1%).

Por tal motivo, las Secretaría de Regulación y Gestión Sanitaria y Secretaría de Alimentos y Bioeconomía resolvieron incluir la Paramela en el Código Alimentario Argentino (CAA). (Guillermo Pérez Luque – Ahora Calafate).