Desde hoy, comienzan a funcionar los nuevos plazos fijos ajustados por inflación y precancelables

lunes, 3 de febrero de 2020 · 10:22

Las entidades financieras alistan sus sistemas para poner operativa la opción y ofrecerla a sus clientes. También comienza a funcionar la Cuenta Gratuita Universal.

En un día marcado por el paro nacional de La Bancaria por el asesinato de un empleado del BNA, los 62 bancos que integran el sistema financiero argentino comenzarán a ofrecer la Cuenta Gratuita Universal (CGU) y el Plazo Fijo con UVA Precancelable, con el propósito de incluir en la formalidad a los sectores más vulnerables de la sociedad y, en el segundo caso, una opción para resguardar el valor de los ahorros en pesos, frente a las colocaciones tradicionales que vienen ofreciendo tasas de interés inferiores a la inflación proyectada.

El Banco Central dispuso que todos los bancos tienen la obligación de tener los dos instrumentos a disposición de los interesados y advirtió que si una entidad se niega a abrir una CGU “se puede presentar un reclamo al responsable de atención al usuario de servicios financieros de ese mismo banco”.

Pese a esa obligación, la mayoría de los bancos no publicitó aún en sus sitios de Internet ninguna de las dos opciones, que deberán estar operativas hoy, un día en el que la actividad del sector estará limitada por el paro de 10 a 12 por el asesinato de Hernán Chávez, cajero de la sucursal Isidro Casanova del Banco Nación, entidad en la que la medida de fuerza se extenderá durante toda la jornada.

CGU, la puerta de ingreso a la formalidad

“Estimamos que la CGU va a ser un instrumento muy interesante para que mucha gente que no tenía acceso a los bancos pueda de este modo ingresar a la formalidad”, señaló a Infobae Nelson Pereira, gerente de Banca Personal del Credicoop, una entidad que, aseguro, “le va a dar la misma importancia que al resto de las cuentas”, lo que a su juicio constituye “un diferencial”.

Pereira puntualizó que la CGU debe ser analizada “en el marco del Plan Nacional Argentina contra el Hambre”, ya que además de que pueden acceder a ella las personas que no tienen acceso al sistema financiero, también lo pueden hacer “los pequeños y micro comercios, que podrán acreditar fondos de distintos medios de pago y no tendrán límite alguno para hacer lo propio de todo lo que provenga de operaciones que tengan origen en la Tarjeta Alimentar”.

Por su parte, desde el Banco Ciudad resaltaron que vienen “trabajando muchísimo en todo lo que tenga que ver con la inclusión financiera” y que tienen disponible esa cuenta “desde 2013”, cuando estaba en vigencia la anterior modalidad de CGU, lanzada en 2010 durante la Presidencia en el BCRA de Mercedes Marcó del Pont, actual titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Ese instrumento fue dejado sin efecto en 2016 durante la gestión de Federico Sturzenegger, quien dispuso que las cajas de ahorro en general no podían tener costo de apertura ni de mantenimiento, al igual que las tarjetas de débito vinculadas.

La diferencia de la nueva CGU respecto de una caja de ahorro común es que los bancos no podrán pedirle ningún requisito al interesado, más allá del DNI.

En ese sentido, en la entidad presidida por Javier Ortiz Batalla, precisaron a Infobae que el público al que apuntan con la cuenta abarca “jóvenes, adultos mayores, recuperadores urbanos, personas en situación de calle e inmigrantes, entre otros”, como complemento con la tarea que vienen realizando y que además incluye a cooperativas y menores de edad, “trabajando en alfabetización bancaria y educación financiera”.

Un plazo fijo para no perder frente a la inflación

El otro instrumento que los bancos tendrán que comenzar a ofrecer es el Plazo Fijo en UVA Precancelable, una opción lanzada por el BCRA para hacer más atractivo el ahorro en pesos, ya que en la actualidad los plazos fijos en todas sus variantes ofrecen tasas negativas, esto es con intereses inferiores a la inflación.

El Plazo Fijo en UVA Precancelable es por un mínimo de 90 días, pero cuenta con la opción de retirar los fondos a partir del día 30, aunque a una tasa menor equivalente al 70% de las leliq. (Fuente: infobae.com)