El Gobierno de Santa Cruz instaló una cámara térmica en el Aeropuerto de Río Gallegos

La gobernadora visitó el aeropuerto de Río Gallegos para interiorizarse sobre el funcionamiento de la cámara con tecnología de última generación, donada por la empresa CGC. Esta cámara que detecta fiebre comenzará a funcionar hoy con la llegada del vuelo que transporta a santacruceños y santacruceñas provenientes del norte del país.
miércoles, 27 de mayo de 2020 · 17:40

El Gobierno de Santa Cruz instaló una cámara térmica en el Aeropuerto Internacional “Jorge Newbery” de Río Gallegos que permitirá tomar la temperatura a los viajeros y viajeras antes del ingreso a la sala de arribos y, en el caso de detectar fiebre, poder dar inicio a los protocolos para el aislamiento y atención sanitaria correspondiente.  

La cámara térmica en el Aeropuerto de Río Gallegos que permitirá detectar fiebre en los que arriban a la provincia es la tercera en el país, el primer lugar en instalarse fue Ezeiza, luego Mendoza y ahora Río Gallegos.

Con el fin de conocer el funcionamiento del equipo, la gobernadora Alicia Kirchner recorrió este mediodía las instalaciones del aeropuerto, ala vez que se interiorizó sobre los protocolos del operativo que el Gobierno Provincial lleva adelante ante cada arribo de personas provenientes de zonas con transmisión comunitaria de coronavirus.

En esta ocasión, estuvieron presentes el jefe de Gabinete Leonardo Álvarez, el ministro de Gobierno Leandro Zuliani; y miembros del Gabinete Provincial. Este equipamiento de última tecnología es una donación de la empresa CGC a partir de la gestión de la diputada provincial Rocío García, canalizada por la Secretaria de Responsabilidad Social de la Jefatura Gabinete, a cargo de Rocío Campos.

Cabe destacar que la Secretaria de Responsabilidad Social, continua con las gestiones para obtener equipamiento similar en el marco de la responsabilidad social empresaria que será destinado a hospitales de la provincia.

Estas cámaras están diseñadas para medir el calor corporal y son capaces de medir la temperatura con el objetivo de detectar fiebre, uno de los síntomas principales de la infección por COVID 19. Su principal ventaja es que mide el calor corporal a distancia, sin ningún contacto físico. Por esta razón, son muchos los países que han instalado este sistema en las entradas de supermercados, edificios, estaciones del metro, entre otros sitios de alta concurrencia.