UNPA aprobó protocolo de circulación y lineamientos para retorno gradual a una "nueva normalidad"

El Consejo Superior de la universidad amplió además las áreas y funciones consideradas esenciales en esta Fase 5 de la Cuarentena. El Plan de Retorno se confeccionará a partir de las propuestas de las unidades de gestión y deberá ponerse a consideración de la autoridad sanitaria provincial.
miércoles, 10 de junio de 2020 · 18:49

El consejo Superior de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral aprobó hace instantes tres instrumentos legales que comienzan a trazar el camino institucional para un retorno gradual a la nueva normalidad, luego de que se suspendieran a mediados de marzo las clases presenciales de grado y postgrado y se estableciera la modalidad de trabajo en condiciones excepcionales para los trabajadores docentes y nodocentes de la institución ante la pandemia de coronavirus.

En el marco de la tercera sesión extraordinaria que se convoca desde el inicio de la cuarentena – que se está llevando a cabo a través de videoconferencia-, el órgano de gobierno aprobó el Protocolo de Circulación de Trabajadores y Trabajadoras de la UNPA ante la Emergencia Sanitaria COVID- 19; los lineamientos para la elaboración de un Plan de Retorno a la Nueva Normalidad y la reanudación gradual de las actividades en las distintas unidades de gestión de la casa de altos estudios y la definición de nuevas tareas esenciales que podrían ser demandadas total o parcialmente en esta Fase 5 de la cuarentena.

El Protocolo de Circulación, elaborado por la Comisión Ampliada de Salud e Higiene de la Universidad – coordinada por la Dirección General de Bienestar Universitario e integrada por referentes de todas las unidades de gestión, con la participación de referentes de los gremios ATUNPA y ADIUNPA- abarca las medidas de higiene y seguridad y sanitarias que deben tomar los y las integrantes de la comunidad universitaria cada vez que asistan a cumplir funciones o desarrollar actividades en dependencias de la institución, desde que salen y hasta que regresan a sus hogares.

El Plan General para la reanudación gradual de las actividades, en tanto, requiere la confección previa de propuestas específicas de cada Unidad de Gestión; el aval de la Comisión Ampliada de Salud e Higiene; el acuerdo correspondiente en el marco de las paritarias particulares docentes y nodocentes y, finalmente, su elevación al Ministerio de Salud y Ambiente de la Provincia para su autorización.

En lo que respecta a las funciones esenciales, en esta Fase 5 de la cuarentena se amplía el alcance a las áreas de Compras, Patrimonio, Tesorería, Servicios Generales, Consejos de Unidad y Superior y Mesas de Entradas de cada Unidad de Gestión, que se suman a las actividades de prensa, difusión, comunicación audiovisual, sistemas y tecnologías de la información y autoridades, ya habilitadas por disposiciones nacionales.

La normativa aprobada por los consejeros no comprende definiciones respecto del retorno de las clases presenciales en las unidades académicas, ya que se espera la decisión del Ministerio de Educación de la Nación sobre el particular, pero sí abre expectativas respecto de la posibilidad de realizar en el marco de la presencialidad las próximas instancias de exámenes de la casa de altos estudios, autorización de la Autoridad Sanitaria Provincial mediante.

Cabe destacar que desde el 30 de marzo la universidad está desarrollando todas sus actividades académicas en el marco de la virtualidad – hay casi 800 aulas activas en la Plataforma Unpabimodal- y adoptó una serie de medidas para garantizar la continuidad académica, la permanencia e incluso la graduación de los estudiantes en este contexto de cuarentena.

El rector de la UNPA, Ing. Hugo Rojas, manifestó que el Protocolo de Circulación “es el documento de base sobre la cual se va a estructurar todas las decisiones respecto al regreso gradual de la actividad en la universidad y es lo que va a permitir preservar las condiciones de salud de la comunidad universitaria”.

Circulación

El Protocolo de Circulación establece las pautas y medidas necesarias que deben tener en consideración los trabajadores y trabajadoras de la UNPA que deban acudir a su lugar de trabajo para la ejecución de tareas académicas, administrativas, técnicas y de servicios y alcanza también a las y los estudiantes que concurren a las dependencias institucionales para realizar sus actividades de pregrado, grado y postgrado, becas, tutorías, investigación o extensión.

El documento abarca las medidas de higiene y seguridad y sanitarias que debe tomar los y las integrantes de la comunidad universitaria desde que salen de sus hogares y hasta que regresan y establece el distanciamiento de entre 1,5 y 2 metros, la reducción al mínimo necesario la dotación de personal en las oficinas, la reprogramación del trabajo de forma virtual, la capacitación y concientización de los integrantes de la comunidad universitaria, en un extenso detalle que alcanza la higiene y desinfección de los lugares de trabajo y hasta la manipulación de residuos.