José Bacigalupo, el ingeniero de YCRT muerto en el bombardeo a Plaza de Mayo en 1955

Se trata de uno de los 308 muertos en el fallido intento de asesinato contra Juan Domingo Perón por parte de la Fuerza Área el 16 de junio de aquel año. Fue Jefe de división Industrial de la empresa carbonífera y tuvo prolongadas estadías de trabajo en Río Turbio, donde hoy se lo recuerda.
martes, 16 de junio de 2020 · 20:23

Bacigalupo, el ingeniero de YCRT muerto en el bombardeo a Plaza de Mayo

*Por Ricardo Villagra 

El mediodía del  jueves 16 de junio del año 1955 Buenos Aires fue testigo de lo que muchos historiadores denominan como el inicio de la violencia política que fustigaría a la Argentina por los próximos 25 años. La Fuerza Aérea realizó su bautismo de fuego contra la población civil en la Plaza de Mayo. ¿El objetivo? matar a Perón y ejecutar un fallido golpe de estado. En el primero de decenas de bombasque ese día azotaron la Capital Federal, caería asesinado José Andrés Bacigalupo, ingeniero de la mina de Rio Turbio.

Era una mañana tranquila en Buenos Aires, el transporte público se encontraba colmado de estudiantes y trabajadores que circulaban con una corriente normalidad. Ninguno de los transeúntes imaginaba que ese mediodía, toneladas de pólvora caerían en forma de bombas y ametrallamiento sobre la población, la Casa de Gobierno,  la Plaza de Mayo y el edificio de la Confederación General del Trabajo (CGT). Cientos de cuerpos mutilados bullían la plaza, y con el primer bombardeo yacía muerto José Andrés Bacigalupo.

Bacigalupo nació el 19 de marzo del año 1915 en la ciudad de Buenos Aires, cursó sus estudios universitarios en la Universidad de Nacional del Litoral, recibiéndose de Ingeniero Químico en 1940, expidiéndose su diploma en el año 1941. Consecutivamente realizó estudios en la Facultad de Ingeniería de la UBA, recibiéndose de Ingeniero Especializado en Petróleo.

Durante los últimos meses de sus estudios, ingresó a trabajar en la Dirección General Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), en Florencio Varela. Algunos años más tarde fue designado en la Dirección General de Combustibles Sólidos Minerales (posteriormente  YCRT), siendo Jefe de división Industrial.

Ejerciendo su carrera profesional, realizó prolongadas estadías en la localidad de Rio Turbio trabajando en el yacimiento carbonífero. Estas visitas y arduas jornada laborales, las intercalaba con viajes de especialización y búsqueda de antecedentes e investigaciones técnicasen Estados Unidos, Gran Bretaña, Rusia, Bélgica y Checoslovaquia entre otros.

Los que conocieron su trabajo, aseguran que Bacigalupo tuvo una ininterrumpida entrega de conocimientos en la mina, generaba trabajo y sobre todo trabajo en equipo para lo que dependía de la actividad también de sus compañeros, quienes lo recuerda por su trato afectuoso y temperamento al momento de realizar respetuosas reprimendas.

El día 16 de junio de 1955, en la ciudad de Buenos Aires,  fue llamado por la presidencia de YCF informándole que supuestamente se habría producido un agravio a la bandera nacional en las instalaciones de la empresa. Bacigalupo acudió al lugar para verificar qué era lo que estaba pasando, notando que la situación no era la que se estaba señalando, según manifestó su hijo Jorge en una entrevista. Posteriormente, decidió dirigirse por la calle Hipólito Yrigoyen y al llegar a la esquina de calle Balcarce, es sorprendido por el desplome de la primera bomba lanzada desde uno de los aviones de la Fuerza Aérea Argentina en uno de los varios intentos por matar al presidente Perón y provocar un nuevo golpe de estado.

Decena de personas murieron en ese ataque, en su mayoría, las que salían del subte línea A. Todas, forman parte de las 308 víctimas fatales y más de 2.000 heridos que se registraron ese día entre los bombardeos a la ciudad.

Según el listado del Registro Civil entre las actas de defunciones de ese día, se afirma que José Andrés Bacigalupo falleció a los 40 años de edad debido a las hemorragias internas producidas por fragmentación de granada en la Plaza de Mayo.

Años más tarde, se lo homenajearía colocando su nombre al ramal ferroviario que une la mina de carbón ubicada en Rio Turbio con el puerto de Punta Loyola en las cercanías de la ciudad capital de Rio Gallegos. Actualmente, la planta de tratamiento de carbón mineral y estéril de la mina, se llama “Planta Depuradora Ingeniero José Bacigalupo” en homenaje a esta figura trascendental durante los inicios de la planta estatal de YCRT en la provincia de Santa Cruz.

(El Diario Nuevo Día)