Municipio de Río Gallegos destacó trabajo conjunto para el control de repatriados

Se trata de 85 vecinos de la ciudad que fueron controlados por un equipo multidisciplinario y que ahora se encuentran realizando la cuarentena en distintos lugares.
viernes, 19 de junio de 2020 · 13:37

Ayer llegó, por vía aérea, el primero de los contingentes que estarán arribando a la ciudad hasta fin de mes. Se trata de 85 vecinos de la ciudad que fueron controlados por un equipo multidisciplinario y que ahora se encuentran realizando la cuarentena en distintos lugares. Se destaca que muchos han decidido pagar sus propios alojamientos en hoteles.

Se reunió hoy por la mañana la Junta Municipal de Protección Civil que preside el intendente Pablo Grasso y de la que participan integrantes de distintos sectores de la sociedad. En esta oportunidad el jefe comunal acompañado por el Diputado por Pueblo Eloy Echazú, informó sobre el trabajo realizado en el operativo de repatriados que se realizó ayer miércoles.

Al respecto, la Secretaria de Coordinación Ejecutiva, Claudia Picuntureo, indicó que con la participación de la Dirección General de Salud Pública dependiente de la Secretaría de Desarrollo Comunitario del Municipio de Río Gallegos, en conjunto con la Cruz Roja, con distintas dependencias del gobierno provincial y nacional, fuerzas armadas y de seguridad, y personal sanitario, se realizó la recepción y control de vecinos y vecinas que arribaron a la ciudad por vía aérea en un vuelo especial.

El avión trajo un total de 140 pasajeros, 85 de los cuales quedaron en la ciudad mientras que el resto fue trasladado inmediatamente a sus localidades en el interior provincial. Estos vecinos y vecinas fueron distribuidos de acuerdo a cada caso particular, algunos fueron a sus domicilios y otros a hoteles, destacándose en este sentido que muchos decidieron pagar de su propio bolsillo el costo de hoteles y albergues para realizar la cuarentena y no complicar a sus familias, ya que si una persona está aislada, también queda en iguales condiciones todo el grupo familiar.

Todos los que llegaron serán controlados en forma sorpresiva e intensiva por los equipos conformados para tal fin con personal municipal, de Cruz Roja y del Ministerio de Salud y Ambiente de la provincia de Santa Cruz.

La Secretaria de Desarrollo Comunitario, Alejandra Vázquez, agradeció la participación de la Cruz Roja que se sumó a los controles domiciliarios y destacó que en los próximos días finalizará la cuarentena del primer contingente que fue controlado, lo cual alivianará la tarea de los equipos que están destinados a tal fin. En el mismo sentido, la Directora General de Salud Pública, doctora Liliana Campos, resaltó la coordinación y el trabajo conjunto entre distintos sectores y destacó que ésta experiencia está fortaleciendo el trabajo en red y la organización interjurisdiccional.

El intendente Pablo Grasso hizo un repaso por la información que se tiene sobre el arribo de otros contingentes hasta el 27 de junio, y comentó que se espera la llegada de un grupo de personas desde Punta Arenas, aunque al respecto el delegado de la Dirección Nacional de Migraciones, Gonzalo Chute, aclaró que aún no se cuenta con información certera sobre la fecha de ese operativo, aunque supo que se trata de un grupo reducido de personas y, al contar con la experiencia del operativo anterior, afirmó que no habrá mayores inconvenientes.

Finalmente, el intendente Pablo Grasso y la Secretaria de Coordinación Ejecutiva, Claudia Picuntureo, informaron a los presentes sobre la situación de un grupo de personas que se encontraban en tránsito pero quedaron varadas en la ciudad por no contar el transporte con la autorización nacional correspondiente. Estas personas arribaron desde El Calafate con destino a Jujuy y Salta, pero debieron ser asistidos por el Municipio y el Gobierno Provincial cuando no pudieron continuar con el viaje. Se esperaba para las próximas horas la solución del inconveniente, ajeno al Municipio,

destacándose que estas personas recibieron alojamiento y alimentación respetando un estricto protocolo de bioseguridad.