Grasso dijo que "el que no cumple la cuarentena debe ser castigado penalmente"

Esta mañana sesionó, con la participación de distintos sectores de la comunidad, la Junta Municipal de Protección Civil, la que estuvo presidida por el Intendente Municipal Pablo Grasso. En la citada reunión diversas áreas del municipio expusieron las actuaciones llevadas a cabo y en desarrollo por la pandemia del COVID -19 en Río Gallegos.
martes, 2 de junio de 2020 · 21:15

En las instalaciones del salón Espacio Futura se llevó a cabo una nueva reunión de la Junta Municipal de Protección Civil. Estuvo presidida por el Intendente Pablo Grasso, junto a concejales, el Diputado por el Pueblo Eloy Echazú, la Secretaria de Desarrollo Comunitario del Municipio, Alejandra Vázquez y su par de Coordinación Ejecutiva Claudia Picuntureo y Moira Lanesan Sancho, por Producción. Contó con la presencia de representantes del sector comercial y gastronómico de la ciudad. En la reunión cada uno de los asistentes recalcó la necesidad de que las personas retornadas a la ciudad acaten las medidas de aislamiento obligatorio, además de resaltar la labor que a diario efectúa personal del área de salud del Municipio en los operativos de control.

En primer lugar el Intendente Pablo Grasso destacó el trabajo que se viene desarrollando desde las distintas áreas del municipio que colaboran y prestan funciones en los operativos de control de las personas regresadas en la pandemia a Río Gallegos, además, el mandatario municipal expresó su preocupación por los casos de incumplimiento que se han detectado en los últimos días a lo que fue claro al manifestar “ya no vamos avisar más a las personas que incumplen la cuarentena obligatoria, lo que vamos hacer es la denuncia correspondiente, porque en definitiva estamos hablando de la violación de un DNU Presidencial y un delito contra la salud pública, tenemos que accionar porque mucha gente no ha tomado conciencia de lo que es un aislamiento, tenemos que tener comportamiento social”.

Asimismo, Grasso dio a conocer que el Municipio de Río Gallegos tiene habilitados distintos espacios para llevar a cabo el aislamiento social de personas que regresan a Río Gallegos. Sobre este punto el mandatario municipal agregó “el incumplimiento de la cuarentena tiene que tener un castigo penal con respecto a las obligaciones como ciudadano, ya con anterioridad las personas que vienen repatriadas y que vienen de lugares con alta circulación del virus firman una declaración jurada de sus obligaciones en tiempo de aislamiento, a muchos estas medidas no les agradan, pero son para el cuidado de todos”.

Balance de lo actuado por el municipio y cuadro de situación

En referencia a la labor de control y protocolo de actuación que realiza el Municipio, Claudia Picuntureo, Secretaria de Coordinación Ejecutiva de la comuna  brindó detalles de las actuaciones efectuadas donde realizó un pormenorizado informe de las mismas al  indicar ”hemos realizado la labor de control en 15 colectivos y alrededor de 300 personas que ingresaron a Río Gallegos, además de 150 vehículos particulares, en los relativo a los colectivos que arribaron a la terminal de ómnibus se aplicó el protocolo de seguridad y de traslado hacia los domicilios particulares de los pasajeros ingresantes, y ante la sospecha de personas con temperatura como el caso presentado en un ómnibus proveniente de la provincia de Córdoba se activó  el protocolo con el traslado de personas al hospital regional y el traslado de personas al gimnasio 17 de Octubre donde fueron alojadas en forma preventiva”.

Asimismo, la Secretaria de Coordinación Ejecutiva Municipal hizo hincapié en el operativo de control de las personas regresadas a Río Gallegos desde la provincia de Córdoba, tarea que se inició el domingo 31 con las visitas domiciliarias a las personas, respondiendo a un pedido expreso del Intendente Grasso, donde para ello se realizó la tarea de dividir a la ciudad en cuatro zonas donde los grupos de control efectuaron su labor.

Por su parte la Doctora Alejandra Vázquez, Secretaria de Desarrollo Comunitario del Municipio, llamó a cumplir el periodo de cuarentena y respetarlo donde se destacó que los mayores incumplimientos se han registrado en los grupos convivientes no las personas retornadas, donde hay que ser claro que la cuarentena la debe cumplir toda la familia no solamente la persona que regresa a su hogar.

Actuación ante la presencia de un nuevo caso de Covid- 19

Además el Intendente Pablo Grasso hizo referencia a lo suscitado con la aparición de una caso de COVID-19 en nuestra ciudad donde manifestó “recibimos un primer parte por parte del Hospital Regional Río Gallegos y después un comunicado oficial del Ministerio de Salud que no daba muchos detalles, después fuimos tomando conocimiento de más detalles donde se mencionaba a una persona que había sido hisopada, que esta residía en el barrio San Benito y que forma parte del protocolo que tiene la UTE de las represas para con sus trabajadores, en la jornada se está rastreando los últimos movimientos de esta persona en la ciudad y los contacto debido a que se trata de un paciente asintomático, esto se hace con el objetivo de focalizar el conflicto y los posibles contagios que pudo generar esta persona”.

Finalmente, el Intendente agregó “es importante saber cuáles han sido los pasos de esta persona que ha sido diagnosticada, para ello activamos un protocolo de aislamiento de las personas que han tenido contacto con este trabajador de las represas, ya que estamos ante una situación de pandemia, nosotros nos tenemos que hacer cargo de nuestras actuaciones”.

La palabra del sector comercial ante la Junta

En otro punto de la reunión de la Junta de Emergencia Municipal Ricardo Victoria, empresario local destacó la importancia de los controles que viene efectuando el municipio respecto a los vecinos que han retornado a la ciudad en medio de la pandemia. También el referente del sector solicitó al ejecutivo municipal contemple una posible extensión del horario de funcionamiento de los comercios gastronómicos, a la vez que abogó por una pronta reactivación del sector.

Por su parte Paulo Lunzevich, titular de la Asociación de Empresarios Hoteleros y Gastronómicos dio a conocer la situación operativa de los hoteles de la ciudad capital a la vez que destacó que existen muchos establecimientos que en la actualidad se encuentran cerrados, pero en caso de una emergencia se pueden adecuar los mismos para recibir a personas repatriadas que necesiten cumplir el periodo de cuarentena obligatoria para lo cual es necesaria la coordinación previa con el municipio. También Lunzevich destacó que se trabaja en articular un plan logístico junto al municipio ante cualquier emergencia que pudiera surgir en medio de la pandemia.

El concejal Leonardo Roquel, expresó su apoyo a la labor de la Junta, y a lo realizado por el Intendente Grasso, además de destacar que lo fundamental de seguir trabajando en materia de prevención en la terminal de ómnibus con la llegada de los colectivos de repatriados y en el aeropuerto con el equipo de salud del municipio, a la vez que llamó a una reflexión a las personas retornadas a cumplir una cuarentena estricta.