Perdió un ojo en una manifestación hace cuatro años y sigue pidiendo justicia

Se trata del  trabajador ahora jubilado, Ramón Marimán, quien hace cuatro años recibió una posta de goma en uno de sus ojos perdiendo la visión del mismo en una jornada en que, la policía de la provincia, disparó contra manifestantes frente a la legislatura.
miércoles, 24 de junio de 2020 · 23:39

Ramón Marimán fue una de las víctimas de la represión policial que se desató hace cuatro años frente a las puertas de la legislatura provincial, cunado un nutrido grupo de trabajadores protestaba en el lugar.

Ramón charló con, Radio Nuevo Día, acerca de las vivencias de ese día y cómo hoy, a cuatro años de aquel suceso quedan las secuelas de la herida de la posta de goma que recibió en pleno rostro.

“Junto a mi familia fuimos a manifestarnos a la Cámara de Diputados, cerca del mediodía comenzó la refriega y a raíz del impacto de una bala de goma  perdí la visión del ojo derecho”.

“Esa herida me cambió la vida debí peregrinar por distintos lugares hasta conseguir la derivación para ir a un centro de complejidad a Buenos Aires, no la tuve nada fácil, porque parte de tratar de evitar  que viaje desde el gobierno se lavaron las manos con lo que me sucedió”, dijo Ramón a Nuevo Día.  

 Y continuó “Hoy a pesar de que realicé una demanda por lo que me pasó, porque no se me brindaban la cobertura médica para recibir tratamiento oftalmológico debí iniciar una demanda la cual recayó en el juzgado del juez Marinkovic, pero con todo este tema del coronavirus, no ha avanzado con la velocidad que debe, por eso sigo pidiendo y exigiendo una pronta resolución dela justicia” relató Marimán.

Para agregar “tuvimos dos audiencias con el  gobierno fiscal Tanarro,  el Doctor De la Vega que apareció con un escrito, con un absurdo , sin argumentos pidiendo una pericia psicológica , la hice finalmente , quisieron hacer una junta médica, pero esto que me pasó es irreversible ahora resta esperar que pase esta pandemia para que haya una resolución”, expresó.

“A mí me tocó ese día estar ahí y la ligué era el día,  acá lo único que quieren es lavarse las manos de lleno y no quieren reconocer lo que hicieron”, finalizó Marimán.