Fabián Gutiérrez construyó un emporio turístico en Tierra del Fuego

Un exclusivo hotel boutique al borde del Lago Fagnano, una embarcación turística y dos terrenos por 22.000 metros cuadrados. Fue socio de Julio Del Val, ex funcionario y contador de la anterior gobernadora, Rosana Bertone.
domingo, 12 de julio de 2020 · 14:01

Tierra del Fuego supo ser meca de inversiones y sueños grandilocuentes (a veces vueltos realidad) para empresarios y empleados enriquecidos gracias a sus vínculos en el kirchnerismo. Lázaro Báez se quedó con una histórica hostería (Petrel) y sonó convertir a Tolhuin en una Las Vegas del frío; Cristóbal López tuvo su propio casino, que luego -con él preso- le vendió a la provincia con un sospechoso sobreprecio a u$s 10 millones; Fabián Gutiérrez -el ex secretario trágicamente asesinado- armó un pequeño imperio turístico al cual soñó en expansión.

Para ello, todo contaron con un contacto clave, la ex gobernadora Rosana Bertone, que tras su período 2015-2019 fue derrotada en primera vuelta (algo inédito en isla) por el ahora primer mandatario Gustavo Melella.

Bertone, antes diputada y senadora nacional en varias ocasiones, fue presidenta de la Comisión de Energía por su amistad con Julio de Vido, y alardeaba en los bares de Ushuaia sobre su amistad con Néstor Kirchner, aunque se sospecha que exageraba.

En el caso de Fabián Gutiérrez, cuyo asesinato parece no tener motivaciones políticas, sin embargo llama la atención su patrimonio, consistente en 35 automóviles y propiedades distribuidas entre Santa Cruz, Tierra del Fuego, San Isidro y Capital Federal. En el caso de la provincia más austral del país, el ex secretario de Néstor y Cristina Kirchner tuvo en Julio Del Val a un socio clave, que aún sufre -como amigo- su muerte. NA intentó contactar a Del Val en reiteradas ocasiones, para saber su opinión, pero no hubo respuesta.

Del Val es el histórico contador de Rosana Bertone, que siempre fue muy activa en la política provincial. Cuando llegó a la gobernación, Bertone lo ubicó como vocal en Tribunal de Cuentas Provincial (TCP), un organismo de control teóricamente dependiente del poder político. Allí los cargos son a perpetuidad, pero Del Val se fue tras casi dos años de mandato (2016/2017), habiendo trabajado apenas 135 días hábiles y alegando razones personales.

El sueño de empresario hotelero de Fabián Gutiérrez en Tierra del Fuego tiene lugar y nombre precisos. El primero es el bellísimo Lago Fagnano, ubicada a mitad de camino entre la turística Ushuaia y el pueblo en crecimiento de Tolhuin. Allí Gutiérrez poseía un hotel boutique, la hostería Lodge Boutique 54, y también compró un barco para realizar paseos turísticos por ese lago.

La sociedad dueña del hotel, del barco, así como de un terreno de 10.000 metros cuadrados en Ushuaia, se llama Tierra Austral. En tanto que la administración de todo ese paquete quedó a cargo de CYD Servicios Generales, donde Gutiérrez contaba con la mano experta de Julio Del Val. CYD, según registros societarios públicos, tiene domicilio en la calle 25 de Mayo al 200, del centro de Ushuaia, como también en “Lago Fagnano -Margen Sur- Zona Rural Sin Número”, es decir, en la hostería Lodge Boutique 54. Además de todo ello, el fallecido ex secretario compró un inmueble ubicado en la Ruta Nacional 3, cerca de Ushuaia, de 11.888 metros cuadrados.

El vínculo societario de Gutiérrez con Del Val nunca fue un secreto en Tierra del Fuego, pero se hizo más evidente cuando allanaron sus propiedades por la famosa “Causa Cuadernos”, en la cual finalmente entró en la categoría de arrepentido y testigo colaborador, una condición que el juez Claudio Bonadio le puso a Gutiérrez para que ni él ni su familia (madre y hermana especialmente) fueran presos.

En 2018, cuando la “Causa Cuadernos” avanzaba a toda marcha, el allanamiento que dispuso Bonadio y realizó la Policía Federal fue sobre la hostería del Lago Fagnano, pero también en el centro de Ushuaia, donde funciona CYD Servicios Generales, la firma identificada con Del Val, que administraba los emprendimientos de Gutiérrez.

Luego del allanamiento, los fueguinos -memoriosos y atentos a los detalles como pocos- recuerdan frecuentes viajes de Julio Del Val a Buenos Aires, con el objetivo de “calmar las aguas”. Sin brindar mayores detalles sobre qué quiere decir eso, luego la pista fueguina de la fortuna de Gutiérrez no se exploró demasiado. Algunos recuerdan, como si esos hechos estuvieran conectados, la amistad de Bertone con el entonces ministro del Interior, Rogelio Frigerio. NA