Anuncian suspensión de atención en dependencias municipales y reducción del horario comercial

El Secretario de Hacienda, Diego Robles aclaró que estas medidas no significan “un retroceso de fase, es reacomodar algunos horarios”. Por su parte, la secretaria de Producción, Comercio e Industria, Moira Lanesán Sancho, hizo referencia a las medidas para el sector comercial.
sábado, 18 de julio de 2020 · 19:55

Esta tarde el intendente se mantuvo reunido con su gabinete a fin de analizar todas las medidas a adoptar para abordar la proliferación de contagios de Covid-19 en Río Gallegos. A la salida del encuentro, el secretario de Hacienda, Diego Robles, explicó que “básicamente nos estamos juntando todos los secretarios con el intendente para adoptar algunas medidas tendientes a contener y a retrotraer algunos de los horarios que habíamos liberado y definir el funcionamiento de la Municipalidad, visto la cantidad de casos positivos que hemos visto en la ciudad de Río Gallegos esta última semana”. Internamente se ha tomado la decisión de minimizar la concurrencia de agentes a los edificios municipales en todas las dependencias, “cada secretario va a decidir cuál es el personal esencial para sus labores”, dijo Robles y detalló que en el caso de la secretaría que dirige “vamos a seguir teniendo bocas de recaudación pero solamente vamos a tener abiertas las que están en Mariano Moreno 442 y en la sede Central en la parte de Automotores”. El funcionario garantizó que “todo el personal cuenta con todos los elementos de seguridad necesarios e incluso en los escritorios de atención hemos armado una suerte de boxes donde independientemente del distanciamiento se cuenta con una protección adecuada y es mínimo el contacto que puede llegar a tener con la gente que está atendiendo”. Por otra parte, Robles adelantó que “Conjuntamente con la Secretaría de Producción determinamos una serie de medidas para retrotraer los horarios comerciales, sobre todo los que eran más extensos”. El funcionario municipal aclaró que no tienen previsto “suspender rubros, pero sí vamos a apelar a la conducta, al compromiso que ya vienen manifestando cada uno de los vecinos de la ciudad, y vamos a mantener las actividades relacionadas al delivery y al take away”. Robles insistió que estas medidas son progresivas y ajustadas a la realidad actual pero que “no es un retroceso de fase, es reacomodar algunos horarios” y destacó que independientemente de las medidas que se adopten desde el Ejecutivo municipal y el provincial, “la gente ha demostrado un compromiso y un cuidado personal al que nuevamente apelamos y que mantengamos esa conducta entre todos, si bien vamos a mantener abiertas las actividades con el cuidado respectivo creemos que no va a ser necesario un cambio o una vuelta de fase y cerrar todo”. “Esto se asimila a la cuarentena en la primera etapa, la atención del municipio va a ser a puertas cerradas pero no se paraliza ni el municipio ni la actividad comercial”, concluyó.

Comercio: la idea es no cerrar

La Secretaria de Producción, Comercio e Industria, Moira Lanesán Sancho, agradeció a los comerciantes que en forma voluntario decidieron cerrar sus puertas para preservar la salud pública, a la vez que comentó que las nuevas medidas para el sector privado implican la reducción horaria y la intensificación de los controles. “La idea es no cerrar”, dijo la funcionaria en referencia a las nuevas disposiciones municipales, pero puso énfasis en que es importante respetar los horarios, el distanciamiento social y las normas sanitarias vigentes. El área que dirige tendrá un rol fundamental en los próximos días por la intensificación de las inspecciones, por lo cual ya se están elaborando diagramas de trabajo para tener una presencia permanente en la calle: “hoy más que nunca necesitamos del personal de inspectoría para controlar que se cumplan todas las medidas y resguardar a la población y al sector comercial”.