Las causas judiciales que acumula Lázaro Báez y sus nexos con los Kirchner

Los problemas judiciales de Lázaro Báez comenzaron de la mano del crecimiento de su fortuna y, consecuentemente, ligados a varios de las investigaciones que están relacionadas a la familia Kirchner .
jueves, 9 de julio de 2020 · 10:54

El empresario patagónico, que quedó hoy a un paso de ser excarcelado , enfrenta dos juicios orales en curso por corrupción, otro por comenzar y también enfrenta acusaciones en los tribunales por evasión impositiva y facturas truchas .

Báez, titular del Grupo Austral, enfrenta el juicio oral más avanzado sobre personajes ligados al kirchnerismo. El Tribunal Oral Federal N°4, que ahora tiene que decidir sobre su libertad, lo juzga por lavado de dinero en la investigación conocida como "la ruta del dinero K" , donde se investiga el blanqueo de más de US$60 millones realizado a través de la financiera SGI, más conocida como "La Rosadita".

El juez Sebastian Casanello, que lo procesó por este delito, dio por probado que sus hijos también participaron en las maniobras de lavado, que incluyeron la creación de una red de sociedades en paraísos fiscales. La fortuna de la familia Báez, que terminó en cuentas de Suiza, se inició allá por 2003, cuando este amigo de Néstor Kirchner dejó su cargo como empleado bancario en Río Gallegos y creó Austral Construcciones, la empresa que recibió cientos de contratos para realizar obra pública durante el kirchnerismo.

En el banquillo con Cristina
La empresa canalizó casi la totalidad de las obras viales en Santa Cruz. Justamente, Báez es juzgado ahora en otro juicio oral por la asignación de esos contratos. La vicepresidenta Cristina Kirchner lo escolta en el banquillo de los acusados, que también está integrado por funcionarios del entonces Ministerio de Planificación Federal, como Julio De Vido .

La acusación, que todavía debe revisar la Corte Suprema, está centrada en los supuestos sobreprecios que habría pagado el Estado y las bonificaciones realizadas a pesar del incumplimiento en las obras. El juicio oral, que cuenta con una larga lista de testigos, está suspendido desde que comenzó la feria judicial extraordinaria por el coronavirus .

Las maniobras sobre los supuestos sobornos que habría pagado Báez a los Kirchner como la retribución por esos contratos le abrió un tercer juicio oral, que es la causa conocida como Hotesur. La Justicia investiga pagos millonarios del Grupo Austral para el supuesto alquiler de habitaciones en los hoteles que administraba la familia Kirchner, pero que nunca fueron ocupados por empleados de Báez. Los investigadores sospechan que se tratan de una devolución de favores del empresario.

El Tribunal Oral Federal N°5 todavía no puso fecha para comenzar el juicio, pero quedó descartado que empiece en 2020, según fuentes judiciales.

Evasión agravada
El juez penal económico Javier López Biscayart procesó el año pasado a Báez y a tres de sus hijos por el delito de evasión fiscal agravada. El magistrado asegura de que existen indicios sobre distintas maniobras implementadas desde el Grupo Austral para evadir con maniobras como la utilización de facturas apócrifas, la falsificación de declaraciones juradas y la utilización de créditos fiscales inexistentes.

Los delitos económicos del Grupo Austral que investiga la Justicia se extendieron también hasta Bahía Blanca. El juez federal Walter López Da Silva procesó a Báez a fines de 2019 como líder de una asociación ilícita que le habría ocasionado al Estado daños patrimoniales por $670 millones. El juez sostiene que Austral Construcciones compraba facturas apócrifas en esa localidad para después ingresar a sus libros como parte de la maniobra ilícita.

Báez ya había sido procesado en 2017 por evasión al retener aportes previsionales de los empleados del Grupo Austral por $33 millones. (Diario La Nación)