Triple Femicidio en Mendoza-Urgente

Masacre en Godoy Cruz: El homicida es oriundo de Santa Cruz

Tiene 30 años y es oriundo de Río Gallegos. Es profesor de artes marciales y médico recibido. Tenía una relación ocasional con una de las víctimas y no es el padre de ninguno de los menores a los que también atacó.
domingo, 23 de octubre de 2016 · 16:11
Mató a puñaladas a tres mujeres e hirió a dos menores, una beba de 7 meses y un niño de 11 años. Un tercer chico, que resultó ileso porque se escondió en el baúl de un auto, fue quien alertó a las autoridades. Quién es Daniel Zalazar Aceituno, el "karateca homicida" de Mendoza.
En su perfil de Facebook compartía fotos con sus alumnos y sus presentaciones.

Tiene 30 años, médico recibido y era docente de taewondo, reconocido a nivel nacional por presentarse a distintos certámenes de esa disciplina. Como parte de su profesión dictaba clases de taekwondo deAPTa sede central y Total Gym y en su cuenta de Facebook compartía decenas de fotos con alumnos y colegas.

 

Es oriundo de Río Gallegos pero se instaló en Mendoza, provincia a la que llegó para estudiar medicina. "Tenía relaciones esporádicas con muchas mujeres como alguien que vive sólo, salía con esta chica, pero no era su pareja formal", confirmó a BigBang un allegado del victimario, quien además aclaró: "No era el papá de ninguno de los chicos".

A quien mató?

Las víctimas eran su pareja ocasional, su cuñada, y su suegra. Y, aunque en un principio se especuló con que podría ser el padre de la beba de siete meses a la que agredió con un cuchillo, sus allegados descartaron el vínculo.Luego de varias horas de mantenerse prófugo, el hombre intentó ser atendido en el Hospital Central simulando ser víctima de un asalto.
El cruel suceso ocurrió en el barrio Trapiche, Godoy Cruz, en Mendoza. En la vivienda también se encontraba el hijo de 11 años y al ver cómo Zalazar mataba una a una de las mujeres, se escondió en un baúl de un auto. Zalazar luego del crimen dejó abierto el gas y una vela encendida.

El hombre, que había huido de la escena del crimen en un VW Gol llegó hasta ese nosocomio, pasó rápidamente por la zona de Guardia y se fue directamente al primer piso a hacerse atender. 

Los policías que llegaron al lugar creen que evitó estar en la sala de espera porque sabía que era buscado. Tampoco había dado el nombre. Con una historia inventada, Zalazar llegó con la mano ensangrentada. Aseguró que habían querido robarle y que lo hirieron.

Los médicos informaron a la guardia policial y rápidamente se montó un operativo con los móviles que estaban en la zona. Un grupo de efectivos subió hasta el primer piso y lo entrevistó.

Su aspecto físico coincidía a la perfección con la foto que tenían los uniformados. Pese a la insistencia de los oficiales, el sujeto no dijo su identidad ni mencionó lo ocurrido en Trapiche. 

De inmediato lo trasladaron en un patrullero a la comisaría y quedó detenido en la Oficina Fiscal 4. En su auto encontraron todo tipo de elementos vinculados con la práctica de artes marciales. Dentro de la vivienda, se encontraron armas blancas y restos de balas.

Fuente Big Bang News

 

 

 

Galería de fotos