Los detalles del trágico accidente en el que perdió la vida una familia de Río Gallegos

Un horrible accidente automovilístico se registró durante la tarde de ayer en la carretera que conecta Punta Arenas con Río Gallegos, a aproximadamente 15 kilómetros de la frontera, instancia en la cual una familia de cinco integrantes perdió trágicamente la vida. El camionero está detenido.
viernes, 5 de enero de 2018 · 08:05

La mortal colisión ocurrió a las 17,45 horas, cuando el automóvil marca Fiat Siena, de color gris, se dirigía rumbo al paso fronterizo Integración Austral, y al llegar al kilómetro 131 de la Ruta CH-255, el conductor o conductora –no se ha podido establecer con claridad- de éste traspasó el eje central de la calzada, instante en el que se aproximaba una curva, impactando violentamente y de manera frontal contra la rampla de carga de un camión de gran tonelaje con patente chilena y que se desplazaba en sentido contrario, con destino hacia Punta Arenas.

La acción evasiva e instintiva del camionero no habría sido suficiente como para evitar la mortal colisión, quedando fuera de la pista y cayendo por un barranco de menor altura, sin que su conductor haya sufrido lesiones aparentes.

No obstante y según las primeras pericias, el vehículo menor habría quedado atrapado bajo el acoplado del camión, lo que implicó -por causas que se investigan- que el automóvil se incendiera, falleciendo calcinados sus cinco ocupantes, de los cuales tres eran menores de edad.

“La llamada se efectuó a la Tenencia Monte Aymond y cuando llegó Carabineros el vehículo se estaba incendiando y las personas que se encontraban en el interior ya estaban completamente calcinadas”, expresó el comandante Renzo Miccono Villablanca, subprefecto administrativo de la Prefectura Magallanes.

Testigos

Según el relato de algunos conductores que presenciaron el siniestro, y que transitaban por la mencionada carretera, al momento de la colisión se produjo una gran explosión que destruyó por completo al Fiat, por lo que un camionero que venía detrás resolvió rápidamente frenar y detenerse, para posteriormente contactarse con el personal policial para dar aviso del hecho. Minutos más tarde, un equipo comandado por el teniente Luis Jara, de la Tenencia Monte Aymond, se apersonó en el sitio de la emergencia, acordonando el perímetro, restringiendo la circulación de todo tipo de vehículos y utilizando múltiples extintores para controlar las llamas que emanaban del automóvil que ardía fuera de control.

Por otra parte, conocida de las consecuencias del accidente, la fiscal de turno, Rina Blanco, acudió al lugar ordenando igualmente a personal especializado de la Sección de Investigación de Accidentes de Tránsito (Siat) que concurriera al sitio del suceso, donde se efectuaron los peritajes de rigor para establecer fehacientemente el origen y las causas que provocaron la tragedia, informe que se conocerá en los próximos días.

Asimismo, la tragedia generó una congestión vehicular de varios kilómetros, debiendo quedar detenidos en la ruta al menos 200 móviles por cada lado. A eso de las 22 horas, efectivos de Carabineros pudieron habilitar el tránsito en una sola vía, a la espera de la llegada de un funcionario del Servicio Médico Legal para retirar los restos calcinados de la malograda familia.

Detenido

En tanto, el chofer del camión de carga fue identificado como Pablo Elías Espinoza Vásquez, perteneciente a la empresa Transportes AGM, quien contaba con su licencia de conducir al día y no registraba lesiones tras el accidente. No obstante, y por orden de la representante del Ministerio Público, el conductor quedó detenido y fue trasladado hasta el Hospital Clínico de Magallanes para ser sometido a la alcoholemia de rigor. Durante la jornada de este viernes comparecería a audiencia judicial ante el Juzgado de Garantía de Punta Arenas.

La familia estaba compuesta por Hugo Alberto Cano, de 39 años; Adriana Elizabeth Díaz, de 36; Iván Gonzalo Cano, de 16; Hernán Lautaro Cano, de 12 y Ludmila Milagros Cano, de 7. Todos estaban domiciliados en la ciudad de Río Gallegos, y habían cruzado a las 6,10 horas de la mañana de ayer por dicho control fronterizo, en dirección hacia Punta Arenas. En su retorno a la capital de Santa Cruz ocurrió el fatal accidente.

Hugo Cano era piloto de aviación de Gendarmería Nacional argentina, y desde el año 2015 se encontraba radicado en la ciudad de Río Gallegos junto a su familia, tras llegar procedente de la ciudad de Posada, capital de la provincia de Misiones, al noreste del vecino país. (La Prensa Austral de Chile)