“Quiero que lo encierren, las personas violentas no van a cambiar"

Así lo manifestó a Radio Nuevo Día 100.9, la ex pareja de Pedro Maximiliano Mansilla Juárez quien la hostigó permanentemente y la golpeó, siendo condenado a un año de prisión en suspenso que no se ha hecho efectivo a pesar de que siguió atacándola.
lunes, 25 de noviembre de 2019 · 16:06

En el Día Internacional de la Erradicación de la Violencia contra Las Mujeres, Radio Nuevo Día 100.9 habló con Camila Moreno quién sufriera un hecho de violencia de género y permanente hostigamiento, por lo que mantiene su reclamo de justicia y que su ex pareja cumpla prisión efectiva.

En marzo de 2017, a manos de Pedro Maximiliano Mansilla Juárez sufrió una situación de violencia de género por lo cual lo denunció. Esto tuvo una sentencia en 2019 de un año de prisión en suspenso. Esto hacía que no deba cumplir prisión pero si establecía condiciones para mantener la libertad que Camila denuncia que no se cumplen. Y por eso pidió una denuncia con el Juez Cabral.

“El año pasado, mi ex pareja,  no dejaba de hostigarme y de perseguirme. Por eso este año cuando se dictó la sentencia, también viví situaciones con él por lo que me atreví a hacer la denuncia el 3 de septiembre y ahí mi abogado me dijo que debería estar preso por no cumplir las condiciones como no acercarse a mí ni hacerme daño”, relató.

Camila manifestó que la policía durante esta jornada sacó fotos de su domicilio, recién tres meses después de hecha a denuncia, que fue calificada como “violación de domicilio y daño”, luego de que ella indicara que realizaba destrozos dentro de sus casa.

Siempre que salía de trabajar y llegaba a mi auto (que tenía una puerta que no cerraba) se ve que él me estaba persiguiendo y siempre estaba arriba del vehículo. Algunas veces yo toque bocina para que se bajara y tenga miedo de que venga alguien y en otras oportunidades  pasaba por afuera de casa y se metía en el patio y golpeaba las puertas y paredes hasta que entraba”, relató sobre el hostigamiento permanente que vivió.

Sobre el hecho que ocurrió en septiembre de este año sufrió violencia y fue rociada con alcohol mientras era golpeada y le gritaban. “Una noche me llegó un mensaje y me empezó a golpear para que le muestre el celular yo no quise y el me arrastró por el piso y me golpeaba, tratando de ponérmelo en la cara para que se desbloquee. Luego me llevó al baño y me empieza a rociar con alcohol”, relató crudamente.

“Es una situación demasiado grave para que él cumpla la condena que tiene en suspenso”, expresó e indicó que tuvo que poner cámaras en su casa y ha tenido presencia policial fuera de su domicilio, ante la amenaza de una posible nueva visita del violento.

“Quiero que lo encierren,  las personas así no cambian. Una vez que pase el tiempo va a volver a mi casa o me va a cruzar en la calle”, manifestó.

(El Diario Nuevo Día)