Golpeó a un policía, atropelló a otro y ya está libre

Se trata de un sujeto de 23 años que fue detenido por atentado y resistencia a la autoridad y lesiones leves. Evadió un control policial de tránsito, circulando en contramano. El test de alcoholemia fue positivo. Pasó 6 horas tras las rejas y ya tendría conductas similares.
lunes, 15 de abril de 2019 · 20:53

Un sujeto de 23 años de edad fue detenido en horas de la madrugada luego de huir de un control de tránsito cuando circulaba con las luces apagadas. Se fugó circulando en contra mano y cuando logró ser detenido les provocó lesiones a dos policías. La justicia dispuso su libertad, luego de pasar 6 horas tras las rejas. El muchacho es conocido en el ambiente policial por conductas similares.

Todo comenzó en horas de la madrugada, cerca de las 02:15 horas cuando el personal de la División Patrulla Urbana (antiguamente conocida como Tránsito Policial) solicitó la presencia y apoyo de sus pares de la Seccional Cuarta, en inmediaciones de las calles José Ingenieros y Caseros. Allí tenían demorado a un sujeto que le había provocado lesiones a dos efectivos.

Fuentes policiales dieron cuenta a Nuevo Día que los efectivos de la Patrulla Urbana divisaron a dos sujetos que iban a bordo de una motocicleta marca Keller de 110cc, y la misma transitaba sin luces.

El móvil policial, que realizaba un patrullaje preventivo, se acercó y, mediante señales de luces y de sirena, intentaron detenerlos para identificarlos. Pero los ocupantes de la moto decidieron emprender la huida girando por calle Caseros en contra mano.

Fue en un momento en que el vehículo comienza a detener su marcha, que quien iba de acompañante, salta del mismo y emprende una huida a pie, sin poder ser detenido.

Por su parte, dos efectivos descendieron del patrullero y se dirigieron hacia el conductor de la moto quién, sin mediar palabra y de manera sorpresiva le da un golpe de puño en el rostro a uno de los uniformados e intenta huir acelerando la moto y atropellando a otro efectivo.

Afortunadamente la policía logro detenerlo y luego de reducirlo solicitaron la presencia de los efectivos de la Seccional Cuarta (que corresponde por jurisdicción) para que intercedan en el hecho. 

Por orden del juzgado de Instrucción 2 se detuvo al conductor, un muchacho de unos 23 años de edad que, según las fuentes consultadas, ya es conocido en el ambiente policial por conductas similares.

Por su parte los efectivos fueron revisados por el medico policial de turno que constató lesiones leves y se le inició una causa por atentado y resistencia a la autoridad y lesiones leves. La justicia determinó que, transcurridas las 6 horas legales, el sujeto recupere su libertad, luego de fijar domicilio.

Por otra parte, y al realizarse el test de alcoholemia, y dando resultado positivo, se procedió al secuestro de la motocicleta quedando a resguardo en el corralón municipal a disposición del Juez de Faltas. (El Diario Nuevo Día)