Para ARI Santa Cruz, tanto Peralta como el FVS son responsables de la quema del edificio público

A raíz de los gravísimos hechos que terminaron con el incendio y destrucción total del edificio público donde funcionaba la Subsecretaría de Planeamiento y diversas áreas de la Administración Pública Provincial, la Coalición Cívica – ARI Santa Cruz, expresa su más enérgico rechazo y pesar por lo ocurrido y manifiesta su preocupación por este clima de violencia que padece la sociedad santacruceña, como consecuencia de la salvaje interna que existe entre el Gobierno de Peralta y el Gobierno Nacional-FPV-La Cámpora, que literalmente está destruyendo la Provincia.

lunes, 21 de octubre de 2013 · 00:00

Ambas facciones son responsables por poner en vilo la paz social y por la destrucción de los bienes propiedad de todos los santacruceños, incluyendo en este caso un edificio público y documentación invaluable e irrecuperable relacionada con la historia de la provincia y que hacía a nuestra identidad. Aparentemente también se ha destruido la documentación relacionada con el declamado plan de urbanización y entrega de terrenos en el barrio San Benito, lo que agrava la actual situación de anarquía y caos en torno a este tema, producto de la improvisación, incumplimiento e irresponsabilidad del gobierno que lo único que hizo es hacer anuncios demagógicos y populistas.

Resulta indignante ver cómo el Gobernador Peralta utiliza la victimización como herramienta para sacar un rédito político preelectoral denunciando, que lo sucedido forma parte de un intento de “golpe institucional”, cuando en realidad es igual o inclusive más responsable que el bando contrario que denuncia. En este sentido la Justicia no solamente debería investigar, identificar y condenar a los responsables materiales e ideológicos del hecho, sino también la responsabilidad del Gobernador, del Ministro de Gobierno y del Jefe de Policía por no actuar diligentemente en procura de preservar el patrimonio provincial, al dejar que un grupo de patoteros incendiaran y destruyeran un edificio que le pertenece a todos los santacruceños.

Por otra parte debemos recordar que el propio Gobernador Peralta ha sido cómplice e instigador, apañando, contribuyendo y utilizando en los últimos años a estos grupos de choque que forman parte de la denominada patota sindical. Todavía están impunes diversos hechos violentos protagonizados por la patota de la UOCRA que respondía a Peralta, que utiliza la misma metodología que el grupo que presuntamente habría cometido el atentado contra el edificio de la Subsecretaría de Planeamiento, identificado como una agrupación interna de ATE (Lista azul).

El gobernador Peralta se burla de los santacruceños cuando dice alarmarse sobre la posibilidad de muertos, lo que claramente se contrapone con la protección brindada a VARIZAT cuando atentó contra más de 20 trabajadores santacruceños, mientras Néstor Kirchner, Cristina y el propio Peralta compartían el lanzamiento de campaña en el Boxing.

La sobreactuada sed de Justicia del Gobernador para que en forma inmediata se encuentre a los responsables del incendio de la dependencia estatal, se contrapone con la conducta asumida ante la golpiza de la patota de la UOCRA a trabajadores estatales y docentes en 28 de Noviembre, con imágenes que muestran a García, Martínez y Socompa, entre otros, pegándole a los manifestantes; y con la falta de acción por parte de la Justicia Penal de la Provincia que no investiga las denuncias por corrupción en la obra pública adjudicada a Lázaro BAEZ, por la utilización de la policía provincial como custodia del mencionado empresario, por el uso del avión oficial por parte de Peralta como si fuera propio, y demás denuncias por abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público en diversos hechos como la irresponsable y negligente expropiación de la empresa Vieira de Puerto Deseado, etc..

El pueblo de Santa Cruz está harto de tanta impunidad y violencia, viendo cómo la interna del Gobierno Provincial y Nacional, se lleva puesto nuestro patrimonio, nuestra identidad y nuestro futuro.

Manifestamos una vez más nuestra solidaridad con los trabajadores que luchan por mejorar los salarios de hambre y hacemos un llamado a la cordura y a la responsabilidad de quienes nos gobiernan, en aras de recuperar la paz social que los santacruceños merecemos.