Todo es culpa del gobierno nacional

Desde el incendio del edificio público, el gobierno provincial se encargó de advertir que desde el sabotaje al suministro de gas de una escuela  hasta las usurpaciones, son culpa de Nación. Sea o no verdad, el objetivo es la victimización a días de las elecciones. 

martes, 22 de octubre de 2013 · 00:00

 

 

Es el mensaje que baja el gobierno desde el incendio del edificio de la secretaria de la Función Pública, que tanto el propio mandatario provincial  como sus funcionarios repiten. Sea o no verdad, desde el gravísimo incidente en la paritaria central,   según el gobierno  hubo: incendio intencional en un área del Hospital Regional;  sabotaje en el suministro de gas de la Escuela Primaria Nº 1, e incluso usurpaciones de viviendas.

El caso de las usurpaciones es un claro ejemplo, porque ya sea por la no entrega de viviendas de Nación o  haberse fomentado desde un sector, el culpable es el gobierno Nacional.  Para el subsecretario de Planeamiento José Luis Garrido no fueron “espontáneas, sino digitadas y organizadas por un sector del FVS”, según  indicó  a Tiempo Sur en la edición de hoy martes.  Además, el titular del Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda (IDUV) Eduardo Bravo lamentó la usurpación de viviendas que se concretaron en la cuenca carbonífera y Río Gallegos y consideró que de haberse concretado la construcción de 684 viviendas acordadas con el gobierno nacional, la “ansiedad” de la gente sería menor.

En ningún momento se advierte que la gran demanda de terrenos que el propio estado provincial se encargó de remarcar-  en pos de apuntar a la desidia (verdadera) municipal -también se podría aplicar a la necesidad de un techo.

Tampoco el gobierno asume la responsabilidad de advertir desde cuándo no entregan viviendas. 

Es verdad que militantes del FVS pudieron  haber metido la cola en el incendio del edifico público, que el gobierno nacional pudo no haber solventado la construcción de viviendas en Santa Cruz, y que en esta interna sangrienta en la que todo vale ambos sectores casi no tienen límites, pero es interesante como el gobierno  critica- por ejemplo -las usurpaciones, las “entiende”, pero otra actitud tuvo en cuento a las  ocupaciones de terrenos en la Marina que  hace tres semanas fueron noticia a nivel nacional.  

El gobierno critica, pero sobretodo se victimiza ante todo lo que PODRÍA PASAR  o PASÓ desde el viernes.  El  PJ no realizará cierre de campaña  y Peralta dijo el FVS  busca un muerto, aunque con esta actitud, y con tantas manifestaciones de posibles hechos violentos,  parecería que quien  espera  una tragedia es el propio PJ. Es que victimizarse es la mejor manera de plantarse a pocos días de las elecciones, en la cual los resultados del Justicialismo no eran los mejores hasta el viernes pasado.  (El Diario Nuevo Día-Foto Adrián Barabino)