El día después: El festejo de Costa, la conformidad del FVS, la frustración de Peralta y el ascenso del PO

Las horas posteriores a las elecciones de un 27 de Octubre que será difícil de olvidar, tienen a Eduardo Costa de festejo tras una contundente victoria que lo posiciona de gran manera para el 2015. El kirchnerismo, segundo lejos, se conformó con ganarle a Peralta que fue nuevamente el que más perdió. El Partido Obrero sumó más del 11 por ciento y se posicionó como segunda fuerza política en Caleta. Todo un mensaje.

lunes, 28 de octubre de 2013 · 00:00

Tal como se esperaba, los comicios de ayer dejaron mucha tela para cortar en Santa Cruz, pero un rápido y casi inmediato repaso de lo que fue la jornada de ayer, ya viviendo el día después, muestra a Eduardo Costa gozando de una elección que lo posiciona de muy buena manera para el 2015, cuando aspirará a la gobernación, tras haber obtenido ayer más del 42 por ciento de los votos en la provincia.

Tras una gran carabana por la ciudad en la noche de ayer, el diputado festejó con los suyos y su agenda para hoy estará pura y exclusivamente dedicada a los medios de comunicación, con los que hará su análisis de lo que logró y lo que le queda por delante para ser el sucesor de Peralta en 776 días más.

Este mismo “día después” seguramente tiene al Frente Para la Victoria preocupado y pensando cómo comenzar a instalar  un candidato que le pueda hacer frente a Costa de cara a un 2015 que aparece, al menos, como complicado.

Muestra de esto es que ayer el kirchnerismo en Santa Cruz terminó segundo, lejos, con un 24 por ciento que apenas le alcanzó para derrotar al Partido Justicialista del gobernador Peralta, lo que motivó el festejo del Frente Para la Victoria festejando la banca obtenida, pero sobre todo a victoria ante Peralta, como si fuera un gran logro. Algo que non hubiera sucedido en otra época.

Pero si de frustraciones hablamos, entonces Daniel Peralta se las llevó todas, confirmando que, a la luz de los resultados, Argentina Nieves Beroiza no era la candidata ideal para pelear estas elecciones, obteniendo un 20 por ciento que no les alcanzó ni para sostener la banca que tenían en el congreso.

El golpe es duro para el gobernador que, a diferencia de lo que ocurrió en las PASO, salió rápidamente a dar la cara, notablemenet abatido por los resultados que lo debilitan aún más para lo que le queda de gestión. Prueba de ello, es que se mostró conforme con una votación en la que, al menos, sus votos ayudaron para que el FVS no ganara, según él mismo lo dijo ante los medios.

¿Cómo estar feliz sin haber ganado? Pregúntenselo al Partido Obrero, que ayer confirmó un notable ascenso, escalando de un ocho por ciento de las PASO a un 11.11 por ciento en las elecciones de ayer, además confirmando ser la segunda fuerza política en Caleta Olivia, por encima del FVS y el PJ, lo que generó alegría y esperanza en la izquierda que, junto con el MST, superó el 13 por ciento, en lo que es todo un mensaje del pueblo sanatacruceño que parece estar cansado de muchas cosas y ayer lo demostró en las urnas. (El Diario Nuevo Día)