Diputados dijeron que la exposición de Gilmartin fue “inconsistente”, y el gobierno sostuvo que fue una excusa para “carearlo” con Mella

Los diputados del FPV señalaron que el ministro de la Producción, Rafael Gilmartin y el interventor de las pesquera  Vieira fue  “sin  documentación ni datos concretos sobre su funcionamiento”. El ministro indicó que consideró que  la convocatoria a la legislatura “fue una excusa” por parte de los diputados kirchneristas para sentarlo frente a frente con el ex subsecretario de Pesca, Raúl Mella, quien renuncio  luego de denunciar “mafias” en la cartera.

jueves, 14 de noviembre de 2013 · 00:00

 

 

El Ministro de la Producción, Rafael Gilmartin se presentó ayer por la tarde a la reunión plenaria de comisiones ampliada en la Legislatura Provincial, junto con Diego Marzioni, interventor designado por el Poder Ejecutivo por la empresa pesquera de capitales españoles Vieira, radicada en Puerto Deseado- expropiada en el 2.012- en respuesta a la citación efectuada por el parlamento con el objetivo de evacuar dudas que giran en torno al proceso de su expropiación, además de las denuncias públicas efectuadas por el ex subsecretario de Pesca y Actividades Portuarias, Raúl Mella, también presente en el encuentro, quien había denunciado “mafias” en dicha cartera.

 “No pudimos avanzar en casi ninguno de los puntos. La presentación fue inconsistente. Los funcionarios que vinieron en representación del Poder Ejecutivo no contaban con la documentación requerida desde hace más de dos semanas”, indicó Rubén Contreras, impulsor de la citación al Parlamento, algo que consideró como “una falta de respeto hacia este Poder del Estado”.

“Sí quedó en claro que los bienes que están en litigio y sobre el que se ha realizado el pedido de declaración de Utilidad Pública, continúan en proceso judicial, sin contar con la posesión legal de los bienes luego de presentaciones realizadas por la pesquera española”, agregó el legislador, destacando a su vez que “ante esta situación procesal, no entendemos cómo los funcionarios están haciendo uso de las plantas y los barcos – dos de ellos alquilados a un empresario de Caleta Olivia - o usando los vehículos, ya que al no haber una sentencia que los habilite, están por fuera de la legalidad, lo que podría considerarse usurpación”.

Siguiendo con el relato de lo acontecido en el encuentro, el diputado Alexis Quintana señaló que “Diego Marzioni, - Interventor de la empresa designado por el Poder Ejecutivo - desconoce la cantidad de empleados, los montos de dinero que perciben desde el Estado provincial a través del Municipio de Puerto Deseado durante más de un año, aunque sí se desprendió de lo expuesto que los mismos están en negro y por ende sin recibos, sin prestaciones sociales, ni ante riesgos de trabajo”, como así también que “lo que sí pudo precisar es que desde el mes abril dos personas realizan tareas de seguridad de los bienes en tierra – plantas de procesamiento y almacenaje - como monotributistas y sin contratos que los vinculen para prestar esos servicios, y una tercera en negro”, afirmó según los advierte la gacetilla enviada por la Cámara de Diputados. 

Finalmente, se informó que se acordó que los funcionarios provinciales deberán remitir la documentación que certifique la cantidad de trabajadores, los contratos y pagos de servicios a terceros realizados.

LA POSICION DE GILMARTIN 

Sin embargo, para el ministro Gilmartin –según el parte de prensa provincial- “se trataron infinidad de temas que no estaban incluidos”.  

Gilmartin lamentó que durante el encuentro estuviera presente el ex subsecretario de Pesca Raúl Mella quien horas antes de la reunión lo denunció por corrupción a él y a Diego Marzioni, el nuevo director coordinador del Consejo Federal Pesquero. El ministro consideró que todas esas acusaciones “las va tener que responder con pruebas ante la justicia, lo veo sin fundamento porque no hay nada”. Además agregó que Mella denuncia cosas “que él tuvo a su cargo cuando fue subsecretario y ahora las ve mal porque está del otro lado. Acá ningún acto de corrupción, acá hay un despecho”.

Sobre la reunión con los legisladores, que duró poco más de cinco horas y contó con la presencia de casi todos los diputados, Gilmartin expresó “me puso muy incómodo que estemos en una situación de careo con el  ex subsecretario Mella”, precisó.

Sobre el motivo de la convocatoria, la expropiación de Vieira, consideró que “fue una excusa” por parte de los diputados kirchneristas para sentarlo frente a frente con el denunciante Mella. “Hay cuestiones de la pesca que se heredan, que vienen de hace mucho tiempo. Son producto de muchos años y gestiones”.

“Insisto, como le dije a los diputados, en la necesidad trabajar en un nuevo esquema, en una nueva política pesquera que se adecúe a la realidad de la provincia” agregó.

 En tanto, adelantó que el jueves enviara a los diputados las respuestas por escrito “a cada uno de los puntos por los cuales no convocaron”.