Río Gallegos entre la falta de gestión y los proyectos inconclusos

Próximo a cumplirse dos años de la gestión de Raúl Cantín a cargo del municipio de Río Gallegos, pocos han sido los logros y objetivos cumplidos. El próximo 19 de diciembre la capital de la provincia cumplirá 128 años, y los anuncios de prosperidad para la ciudad efectuados hace un año atrás por el jefe de gobierno comunal  han caído en saco roto.

domingo, 24 de noviembre de 2013 · 00:00

 

La tónica de la actual conducción del municipio capitalino ha sido la alineación tras el gobierno nacional y su enfrentamiento al gobierno provincial, etapa donde se anunciaron obras pero casi ninguna se concretó, esto sin mencionar la desarticulación de las áreas y el mal servicio que presta hoy el municipio. 

Uno de los primeros caballitos de batalla de la intendencia Cantín y de los distintos secretarios de gobierno, desarrollo comunitario, obras públicas y hacienda, han sido cargar las tintas a la anterior gestión que encabezaba Héctor Roquel y la herencia de una deuda económica con que se inició la administración Cantín. 

Hoy los riogalleguenses más escépticos piensan que muy poco se podrá hacer para mejorar la ciudad, aun cuando le restan dos años  a la actual conducción de la ciudad, ninguna de las obras anunciadas se cumplieron. 

Los puntos flacos de la gestión

La obra pública y el mejoramiento urbanístico. La principal crítica y del contribuyente de la ciudad capital hacia el municipio, pasa por la escasa respuesta en brindar los servicios básicos como limpieza de las veredas y calles y la reparación de las mismas. Un triste panorama presentan las calles de Río Gallegos, baches por doquier, tierra acumulada en los cordones desde hace meses, paisaje que asemeja a una ciudad que hubiera sufrido una guerra. En limpieza y saneamiento cero para el municipio.

A duras penas la municipalidad mantiene los servicios mínimos y esenciales limpia alguna que otra plaza de la zona céntrica y las calles del radio comercial.                                                                                                                Semáforos rotos productos de colisiones son materia frecuente en el mejor de los casos han pasado hasta cinco meses para su reparación. 

En menos de dos años han proliferado los basurales clandestinos en la capital, fruto del escaso control, a lo que se suma un deficiente servicio de recolección de residuos ya que para una ciudad con más de 120 habitantes se efectúa el servicio con tan solo siete camiones compactadores.  

Un punto que no es menor es que durante los dos años que van de la gestión de Raúl Cantín han pasado tres Secretarios de Obras Públicas y Urbanismo, Néstor Martínez,  Roberto Duré y el actual José Zavaley, lo que muestra que dicha secretaria y la obra pública y el desarrollo de la gestión son un punto de mucha controversia y de indecisiones para el intendente.

Nueva calle San Martín en veremos

Desde la comuna se lanzó y anunció el proceso licitatorio para la repavimentación de la avenida San Martín en toda su extensión, en dos ocasiones, los distintos Secretarios de Obras Públicas que pasaron fijaban como fecha límite para el inicio de dichas obras el mes de septiembre, hasta ahora se sigue esperando, y cada vez las calles están más dañadas y peligrosas para el tránsito vehicular.                                                                                                          

Natatorio 

Con financiamiento nacional se iniciaron en forma lenta las obras de demolición y construcción de lo que será el futuro natatorio municipal, ubicado en la calle Costa Rica y La Manchuria, obra que por estos días está prácticamente parada por un litigio de familias que ocupan el terreno antes señalado desde hace varios años. 

Triste panorama para una ciudad que está próxima a cumplir un nuevo aniversario.(El Diario Nuevo Día)