Tras echar a cinco secretarios de Victoria, Contreras ingresó a su hijo que estudia en Bs As

Nuevo Día tuvo acceso a información que da cuenta del personal que hizo ingresar a la Legislatura, tras echar intempestivamente a cinco colaboradores del diputado Alejandro Victoria. El diputado ingresó a su hijo-Mariano Rubén Contreras- en un cargo en la legislatura.

jueves, 7 de noviembre de 2013 · 00:00

 

Según pudimos saber, Contreras hizo ingresar a Mariano Rubén, su hijo que estudia en Buenos Aires y que de ahora en más cobrara un sueldo de 12 mil pesos mensuales en calidad de “ñoqui”.

Su nombre y el de los restantes “becados” a quienes nos referiremos próximamente, se suma a la inmensa lista de cargos que, en la misma calidad y con aun mejores haberes, posee el vicegobernador Fernando Cotillo, entre los que se cuenta al sobrino del diputado Alexis Quintana, que estudia en Córdoba.

Vale recordar que el viernes de la semana anterior, Contreras dejó fuera de la Cámara de Diputados a Luciano Sorani, uno de los colaboradores mas cercanos del diputado Victoria, y en los primeros días de esta semana también echó a otros secretarios de este.

Esto provocó que el legislador peronista anunciara su decisión de constituirse en un bloque propio, al que podrían seguirle martín Paiva, Selsa Hernández y Claudio Gatti.

Pero más allá de esta rencilla que, en términos políticos puede entenderse como las “reglas del juego” porque se trata de personas que poseen planta transitoria, es importante resaltar de que modo en el trajín de la agenda publica van saliendo de ejes cuestiones no menores.

Es que Contreras no es mas ni menos que el diputado que defendió la prostitución, aquel que dijo que las mujeres servían para el “entretenimiento” del hombre y que en una defensa irracional de la explotación sexual dijo que si se cerraban los cabarets en Santa Cruz “podrían ocurrir violaciones”.

Nuevo Día fue el primer medio en reproducir esta animalada de Contreras y rápidamente el escándalo llegó a los medios nacionales, que se ocuparon al igual que los santacruceños, de cuestionar sus dichos y marcar lo incompatible de su pensamiento con el rol que cumple como representante del pueblo.

Sin embargo, cuando el tema se debatió en Diputados, sus pares del FpV eligieron mirar para otro lado y hoy Contreras continua en su cargo, pese al malestar que generó en una inmensa mayoría de santacruceños.

Demostrando que la impunidad no tiene límites, Contreras arremetió con todo tras la derrota del peraltismo el pasado 27 de octubre y no conforme con haber echado a personas con un desempeño comprobable en la Cámara, ahora beca a su hijo con el dinero de todos. (El Diario Nuevo Día)