Un ajuste “casi” neoliberal y a medias

El Ejecutivo intentó aumentar la edad jubilatoria y aportes y aunque no lo logró, incrementó los impuestos, con un dato único: por primera vez tributarán los casinos. Detalles inusuales de un ajuste que recaudará pero que traerá  consecuencias que en el consumidor final, peor que no encuentra sustento en los números que expuso el Estado.  
lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00
Las leyes de Código Fiscal e Impositiva que se aprobaron  en la Cámara de Diputados y enviados a la legislatura por el gobernador Daniel Peralta guardan algunos detalles inusuales.
Por empezar, se aumenta la alícuota de diversas actividades como la petrolera (3%), comercios (3) y otras  actividades de diversos porcentajes. La alícuota no es más que el ingreso bruto que abonan cada actividad de acuerdo al total de la ganancia. Es importante y necesario. La provincia de Santa Cruz en la cual  la actividad petrolera es indudablemente necesaria, recaudará un porcentaje mayor al estimado  en un marco en el cual desde la oposición y diversos sectores pidieron este tributo de las empresas hidrocarburíferas  desde hace muchos años atrás.  
Por primera vez se les cobrará  un 5% a los casinos, otra deuda de  larga data en una provincia que cuenta con salas y juego y azar (no olvidemos el bingo provincial) dispuestas en varias localidades y en la cual una de ellas- la de Río Gallegos- presenta ganancias comparables con las de Puerto Madero, en Capital Federal. Es algo muy bueno, que llega tarde, pero que es necesario. 
Pero lo aprobado es un ajuste, por la mera razón de aumentar impuestos,  que en el caso de los comercios serán trasladados al consumidor  final. Los propietarios no lo absorberán - de hecho casi en ninguna país del mundo no lo hacen- pero traerá consecuencias en la economía de cada santacruceño. 
Es un ajuste “casi neoliberal” porque ante la crisis económica, el Ejecutivo resolvió aumentar impuestos y además, ajustar a la clase trabajadora por medio de una reforma previsional que no solo extendía la edad jubilatoria al igualarla a Nación con 60 y 65  años para mujeres y hombres respectivamente, sino porque incrementaban  los porcentajes de los activos aportantes que serán obviamente descontados de los recibos de sueldos. 
Pero también es neoliberal, aunque parezca exagerado, porque el déficit advertido por el Estado no justifica tamaños recortes. El Presupuesto, que fue enviado a comisiones en la legislatura, es de 10.500 millones d pesos, con un déficit  de 800 millones (según informó el gobierno). Es decir, que el “rojo” solo representa el 7% del  dinero de Santa Cruz.
También es neoliberal porque la recaudación proveniente de al aumento del ingreso bruto – señalado por los diputados- representará sólo 15 millones  más de pesos, una cifra que se achica al compararla con el presupuesto total. 
La pregunta es obvia. ¿Cuál fue el objetivo del ajuste mas allá de que actualmente la provincia no llega apagar los sueldos?
Quizás la respuesta, la tenga  el gobernador. (El Diario Nuevo Día).