Cotillo echó a ocho empleados de la Legislatura

Como si fuese asesorado por el enemigo, el sector que responde al vicegobernador, separó de sus cargos a ocho empleados de la Legislatura. Personal que cumplía funciones desde hacia mas de 18 años fue echado, cuando aun persiste la escandalosa denuncia por los más de cien cargos “ñoquis” que se sumaron en  la legislatura.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

Según los cálculos, este año el erario publico provincial se vería afectado en casi unos 8 millones de pesos con los que se afrontaron los haberes de decenas de personas, en su mayoría de Caleta Olivia, que no prestan función alguna en la Cámara de Diputados, pero que si responden al vicegobernador Fernando Cotillo.

Como si se tratara de una pavada, no hace mucho el ex intendente de Caleta Olivia dijo en un medio de esa ciudad que no solo reconocía haber sumado a todo ese personal cuando asumió como vicegobernador, sino que justificó que se trata de gente que cumple funciones en su local partidario denominado “Pensar Santa Cruz”.

Pero lo cierto es que la lista que aun hoy no deja de recorrer la comunidad virtual a través de Facebook y Twitter, esta plagada de personas que acompañaron a Cotillo durante su gestión como jefe comunal, entre ellos abogados, empresarios en muy buena posición económica, profesionales de las ciencias económicas, académicos, vecinalistas, colaboradores varios,  amigos, amigas, hermanos de e incluso, un sobrino del diputado Quintana que estudia abogacía en Córdoba.

Habiendo transcurrido ya varios días desde que se destapara esa olla, y cuando antes del inicio de la feria judicial el abogado Javier Pérez Gallart, apoderado Encuentro Ciudadano, radicó la denuncia para que la justicia investigue si existe  “Enriquecimiento ilícito de funcionarios y empleados” y “Malversación de caudales”, ninguno de los involucrados, Cotillo, Contreras y Quintana respondieron frontalmente por el escándalo.

Despidos

Nuevo Día conoció que  se firmó la salida de ocho empleados legislativos, algunos de ellos con antigüedad de 18 años en la Legislatura, de los cuales tres prestaban servicios en el área de Presidencia y los cinco restantes en el Bloque Justicialista.

De este grupo, se desprende que cuatro quedaron directamente en la calle, ya que se trataba de contratos, en tanto que el resto serán reacomodados en otros sectores porque forman parte de la Planta Permanente.

Según cuentan en los pasillos de la “Honorable”  Contreras habría sido el responsable de elegir quienes iban a ser los perjudicados, todo ello, bajo la premisa de mostrar cierta intención de “achicar” las cuentas de la Cámara.

Sin embargo, lo que hizo el vicegobernador fue tomado por el grueso del oficialismo como un retruco al gobernador Daniel Peralta, ya que las personas que quedaron sin trabajo responderían políticamente a diputados alineados al mandatario provincial, entre ellos a Alejandro Victoria.

La pelea recién comienza. (El Diario Nuevo Día )