Cotillo: “Hay intereses que pretenden, instalar el caos y la discordia”

El vicegobernador, Fernando Cotillo, habló de las internas partidarias, y de su voto negativo acerca del tratamiento de canon minero.  Manifestó que “hay intereses que pretenden poner en discusión el proyecto (nacional) e instalar el caos y la discordia”

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

Desde la ciudad de Buenos Aires, el vicegobernador Fernando Cotillo realizó declaraciones en torno al proyecto del canon minero, y las internas partidarias.

En este punto el vicegobernador también hizo referencia a la actualidad del partido Justicialista, que se perfila hacia elecciones internas para el cambio de autoridades, considerando Cotillo que “emprender un proceso de elecciones internas en este momento es restarle fuerzas a un proyecto, encabezado por la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que se ha propuesto llevar a cabo una transformación profunda de la Argentina. Nuestro rol, en el marco de este proyecto, debe ser liderar la profundización de esas transformaciones en la provincia de Santa Cruz, y nada puede ni debe distraernos de ese objetivo”, destacando en este sentido que actualmente “hay intereses que pretenden poner en discusión ese proyecto, instalar el caos y la discordia” cuando en realidad “es ahora cuando más tenemos que mostrarnos unidos”, por lo cual aseguró Cotillo que lo mejor sería postergar un proceso de internas, ya que la situación actual de la provincia amerita de “toda nuestra atención y no podemos concentrarnos en discusiones estériles partidarias”, cuando la ciudadanía, sin importar el color político, espera soluciones a las diversas problemáticas que están pasando.

Canon minero

Cotillo reafirmó que su voto desempate se dio en el marco de lo decidido por la mayoría justicialista (12 de los 22 diputados del FPV habían votado para el envío a comisiones del proyecto), y reafirmó su intención de profundizar en el análisis del expediente, con la premisa de lograr una Ley sólida y totalmente aplicable, y que “las mineras después no pongan peros y cumplan con lo establecido”, en referencia a “vacíos legales” que podría tener la norma tal como está redactada actualmente. Cotillo analizó que el proyecto, de aprobarse, podría entrar en conflicto con la normativa nacional vigente, manifestando que en la Ley Nacional 24.196 de Inversiones Mineras (a la cual se encuentra adherida la provincia de Santa Cruz) se establece estabilidad fiscal por 30 años a todo emprendimiento minero, por lo cual el generar un nuevo canon que no está ya predeterminado “contradeciría” la norma nacional, ya que “las empresas que desarrollen actividades mineras en la Provincia de Santa Cruz no podrán ver incrementada su carga tributaria total” que ya está establecida, generando además “inestabilidad jurídica” a las empresas, que podría derivar en menos intenciones de inversión en la provincia y su consecuente impacto en la ya complicada economía santacruceña.

Legislación vigente

Seguidamente, Cotillo analizó además que el propio Código Minero Nacional, en su artículo 214, indica que “Durante los CINCO (5) primeros años de la concesión, contados a partir del registro, no se impondrá sobre la propiedad de las minas otra contribución que la establecida en el artículo precedente ni sobre sus productos, establecimientos de beneficio, maquinaria, talleres y vehículos destinados al laboreo o explotación. La exención fiscal consagrada por este artículo alcanza a todo gravamen o impuesto, cualquiera fuere su denominación y ya sea nacional, provincial o municipal, presente o futuro, aplicable a la explotación y a la comercialización de la producción minera”, por lo cual ya desde una norma nacional queda indicado que no puede haber nuevos gravámenes para las empresas. Otro punto a destacar, según afirma Cotillo, es que en el caso de la transacción económica entre las empresas Extorre Gold Mines y Yamana, que es el eje de la discusión actualmente, no sería una venta de la empresa sino un traspaso de acciones y, por lo tanto, no estaría dentro de los casos contemplados por el proyecto del canon minero en caso de convertirse en Ley, además que en el supuesto que se realice tal transacción, estaría alcanzada por el impuesto a las ganancias que, para el caso, la operación también está exenta por la normativa nacional.

Lo anteriormente citado es, para el Vicegobernador, motivo suficiente para que el proyecto vuelva a comisiones, tal como ocurrió, destacando nuevamente que no está en contra de la iniciativa, ya que “cualquier acción que repercuta en mejores ingresos para la Provincia será bienvenida”, siempre que la misma se encuentre sujeta a derecho y suficientemente consensuada y revisada para evitar que las empresas mineras “encuentren grietas legales de las cuales agarrarse para no cumplir la Ley”. En este sentido, Cotillo confió que la norma será aprobada una vez se logre el consenso entre los diputados y destacó que si bien se habló de una sesión extraordinaria, la misma debe ser convocada por el Ejecutivo Provincial (artículo 90 de la Constitución Provincial) o por un tercio de los diputados (artículo 35 del Reglamento Interno de la Cámara de Diputados), por lo cual descartó totalmente el Vicegobernador que esté entre sus facultades la convocatoria.

Como análisis final, Cotillo aseguró que su voto desempate respondió a que “es mucho mejor un no responsable que un sí irresponsable”, destacando que si hubiera votado a favor de la iniciativa, “no sabemos que consecuencias legales podría tener a futuro para la Provincia”, y en cambio ahora sólo se retrasó el tratamiento del expediente, que será “seguramente aprobado con las modificaciones correspondientes, sin fisuras y en total acuerdo con las leyes nacionales”, aunque aclaró que la última palabra la tienen los diputados, quienes decidirán finalmente si modifican el proyecto o lo tratan tal cual está.