Si Cristina no se presenta, ¿Santa Cruz se funde?

Una administración deficiente tiene a la Caja de Previsión deficitaria, la Caja de Servicios Sociales también, el Gobierno provincial es asistido para pagar sueldos por el Gobierno Nacional, las obras clave de la renombrada industrialización de Santa Cruz en veremos todavía es financiada por este Gobierno Nacional. ¿Qué pasa con Santa Cruz si la actual Presidenta de la Nación no se presenta a elecciones?.

alt

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

En 7 años de kirchnerismo, la provincia de Santa Cruz no ha logrado ser autosuficiente económicamente, tampoco políticamente y el peronismo ha ganado las últimas elecciones a cuentagotas sostenido por la asistencia económica del Gobierno Nacional. Las leyes de regalías petroleras fueron generadas en los 90 y continuan vigentes, también las leyes mineras, pues hasta el año pasado continuaban perdonando impuestos a las empresas para generar inversiones.

La duda planteada últimamente sobre la candidatura o no de Cristina Fernández hace aparecer en la provincia el fantasma del olvido y de la crisis económica que podría estallar en nuestra provincia ya que no se ha sabido aprovechar o no han querido hacerlo, los evidentes beneficios de tener al mando del país  a dos personas que gestadas políticamente en la provincia, ambas, vale aclarar con un fanatismo por el clientelismo político que no dejó a ningún Gobernador sacar la cabeza mas de lo que para los Kirchner debían hacerlo.

Mientras en muchas provincias bregan por la candidatura de Cristina Fernández de Kirchner, en esta provincia el temor se esconde detrás de los actuales conflictos y de las internas dentro del peronismo. Pero es evidente que si la presidenta no se presenta algo ocurrirá con el protagonismo de la provincia.

La Caja de Previsión Social está fuertemente deficitaria al igual que la Caja de Servicios Sociales, las autoridades provinciales hoy están en Buenos Aires buscando la manera de pagar los sueldos, debido a la falta de previsión ante el conflicto petrolero. Las grandes obras pautadas para el desarrollo industrial de la provincia ni siquiera comienzan a funcionar, y las represas hidroeléctricas ni siquiera han tenido un atisbo de comenzar su construcción. La polémica usina va por la mitad, pero el carbón vigente apenas alcanza para abastecer un cuarto de la misma actualmente. El interconectado en veremos tampoco tiene grandes avances, y poco se sabe de lo que pasará con todo esto si la actual conducción nacional decide no candidatearse a elecciones. (El Diario Nuevo Día)