Cronos y el ministro

 

Es muy fácil decir que un político o funcionario mentiroso, pero quizás es más fácil que esa mentira se descubra (y no solo a un político). No por nada Zeus, Poseidón y Hades encerraron a su padre  Cronos en el Tártaro. Es que el tiempo nos deja en evidencia. Eso le pasó al ministro de Economía, Ariel Ivovich.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

Es muy fácil decir que un político o funcionario mentiroso, pero quizás es más fácil que esa mentira se descubra (y no solo a un político).

No por nada Zeus, Poseidón y Hades encerraron a  su padre  Cronos en el Tártaro. Es que el tiempo nos  deja en evidencia. Eso le pasó al ministro de Economía, Ariel Ivovich.

Es llamativo porque Ivovich sabia que estaba mintiendo peor aun así siguió públicamente  haciéndolo: mentir. No es lo mismo una mentira entre dos personas que una entre seis, o- en este caso- a los ojos de los medios.

En el anterior semestre el superministro- como lo apodamos en Nuevo Día debido a que su poder supera la del gobernador-  dijo que en el segundo semestre se iba a discutir pauta la salarial.

El tiempo- o Cronos si les gusta más- simplemente pasó.

Fue en una entrevista en un diario local cuando Ivovich se sinceró demasiado y dijo que la pauta salarial es “cero” y que no hay fondos para poder incrementar los haberes de la administración pública provincial, (sucedió en el 2.008, año en el cual no hubo aumentos).

Pero entonces se preguntaran por qué mintió. Al día siguiente, el superministro desmintió al medio gráfico pero también sus palabras  y dijo que lo  malinterpretaron  y que solo había mencionado que el Presupuesto 2.012 no incluye pauta salarial y que- obviamente- se iba a reunir con los gremios. Quiso aclarar pero ya lo había dicho, y encima lo dijo –que no había pauta salarial- un día después de haber firmado el acta compromiso con la fuerza policiales luego de un conflicto extendió por 20 días, en la que se estipuló un aumento de los haberes de los agentes.

Ayer en la reunión paritaria con el gremio docente, y aunque se esperaba, el superministro detalló una proyección hasta febrero del 2.013 que como “conclusión” marcó que la provincia no puede afrontar ninguna mejora  salarial hasta esa fecha. Si, Ivovich dijo que los todos sabíamos.

No es nada grave. Solo mintió y no fue en una situación que amerite un juicio como el sucedido en Nuremberg. Pero no fue el único. El gobernador también  había señalado que la discusión salarial se entablaría después del segundo semestre.

Cronos nos jugó una mala pasada,  a pesar de no entender nada de economía. (El Diario nuevo Día).-