Daniel logró lo imposible

 

El gobernador Daniel Peralta debió dar respuesta salarial a un sector de trabajadores no sindicalizados, quiénes se plantaron y plantearon un reclamo único en lo que transcurre de este 2.012. La policía logró en una semana, lo que los gremios no pudieron en todo un semestre.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

 

Lo pensé pero también se lo dije a un compañero de trabajo. Pero no fue hasta que lo vi escrito en el muro de la red social Facebook del periodista Héctor “Cacho” Barabino cuando realmente tome dimensión de la idea. El gobernador Daniel Peralta debió dar respuesta- después veremos cual es pero respuesta al fin– a un sector de trabajadores no sindicalizados, quiénes se plantaron y plantearon un reclamo salarial  único en lo que transcurre de este 2.012.

No se trata de empleados de la administración pública autoconvocados y que descrean de ATE APAP o UPCN, que son los gremios que los representan, sino de policías. Agentes del servicio público que brindan seguridad , que ni siquiera tienen sindicato, paritarias ni organización gremial o aparato de movilización, que son requisitos indispensables en Santa Cruz a la hora de reclamar.

El golpe provino desde el lugar menos indicado, y no fue una puñalada por la espalda. El sector policial avisó. Hubo por lo menos dos reclamos: el primero de ellos durante el 2006, con un acuartelamiento que hizo sonar el teléfono rojo;  y el segundo hace dos años, aunque en este caso fue solo en Caleta Olivia.

Y fue precisamente allí, en zona norte, el lugar en  donde se gestó hace una semana la protesta con diversos puntos  de un petitorio que en realidad ya había circulado durante el mes de marzo.  La bomba fue detonada hace año, y solo explotó en el invierno santacruceño.

El pedido o exigencia de los agentes del orden no solo es salarial aunque es lo más representativo.  La mayoría de los suboficiales no tienen una correcta  capacitación, les cobran sus insumos o implementos (pistola, munición, chalecos, uniforme, etc) y en algunos casos, la escasez de personal provoca jornadas laborales de hasta 12 horas. Para dar un ejemplo, en Las Heras una localidad con 20.000 habitantes hay solo 70 policías.

Si la policía fuera sindicaliza-tal como sucede en los principales países del primer mundo- el gremio  representaría a 4.700 efectivos estén o no afiliados.  Es una cifra por demás importante que con su propio peso y sin gremio el gobierno lo sintió desde el lunes pasado.

No fue una marcha de ADOSAC, la organización de las más combatidas, la que doblegó y obligó al gobernador a hablar de aumento salarial cuando no estaba previsto. No fue una marcha de la Mesa de Unidad Sindical la que hizo dudas y dejó inactiva a la ministro de Gobierno, Paola Knoop. Nofue un policías, trabajadores, empleados del Estado, o como quieran llamarlo, los que con una movilización a la Jefatura de Policía lograron por lo menos un decreto, cuya “herramienta” esta Peralta acostumbrada a usar cuando hay conflicto en la provincia. No olvidemos el decreto de aumento salarial docente del 22% firmado hace casi exactamente hace un año atrás.

Ningún sindicato lo logró, insisto. Y todavía restan  tres años y medio de gestión. (El Diario Nuevo Día).