Dinero ocioso

Cerca de 70 millones de pesos  es el monto del Fondo Único de las cuentas del Estado que se encuentra en el Banco Santa Cruz a modo de ”reserva”, que según el Estado son necesarios para pagar el aguinaldo y/ o el salario. Solo  los diputados pueden aprobar su utilización.  

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

Ocioso: 1-   Se aplica a la persona que no tiene obligaciones ni cosas que hacer porque no tiene trabajo o porque ha terminado de él.

-  Se aplica a la persona que está descansando o haciendo una pausa en el trabajo o en una actividad.

- Que no sirve para lo que es aplicado: no digas palabras ociosas.

-Se aplica a la cosa inmaterial u objeto que no tiene utilidad, provecho ni sentido: aunque tus disculpas son ociosas, te perdono.

 

Es  increíble cómo las palabras a veces no significan lo que deberían por “culpa” del contexto.

El 5 de julio los diputados del FVS deberán resolver si aprueban el uso del Fondo Único de Cuentas  Oficiales, que no es más que el dinero de “reserva” que la provincia tiene en el Banco Santa Cruz-cerca de 70 millones de pesos- y que nunca fueron utilizados.

La mala administración del gobernador Peralta que derivó en una crisis económica auto generada, hizo que el “superministro”, Ariel Ivovich –así lo bautizamos en Nuevo Día debido a que cuenta con más facultades que el propio titular del Ejecutivo-  decidiera disponer el uso de estos fondos  que son necesarios para pagar en tiempo y forma el aguinaldo. La cifra ayuda bastante a las arcas.

Pero Ivovich no fue convincente. El miércoles, tal como lo adelantó este medio, no pudo convencer a los legisladores de las comisiones de presupuesto y legislación para que den despacho favorable a este proyecto que permite  hacer uso  de  dichos  recursos,  porque sencillamente,  la provincia  está quebrada.

La interna kirchnerista en Santa Cruz, y la poca confianza de los diputados- sobretodo de “La Cámpora”, hizo que primero le pidieran a ministro información sobre cuanto dinero  hay disponible, de qué  manera y cómo se va utilizar.

Pongamos un freno, algo que es necesario cuando se habla de estos temas, y que los medios –todos aclaro- pecamos  cuando escribimos: sin querer y al estar inmersos en la noticia no explicamos  que está pasando concretamente y como repercutirá en la gente.

Si bien no es erróneo cuando titulamos que porque  los diputados no dieron el visto bueno a este proyecto, no  habrá dinero para el aguinaldo, es importante decir que dentro de esta  normalidad que debe existir en  las discrepancias entre legislativo y ejecutivo en democracia,  es anormal que la provincia deba acudir a este dinero que el vicegobernador denominó  “ocioso”.

También es anormal  que el Estado no garantice el pago de salarios como sucede desde el inicios del 2.012 y esto, dependa de una norma, y no al “normal”- de nuevo- funcionamiento de la administración recaudatoria, como hidrocarburos, minería, turismo, impuestos, etc.

“Nunca se llega al límite para que el Estado tenga que utilizar el 30% para cubrir alguna que otra deuda u obligación a plazos como cheques que se puedan llegar a librar, el objetivo fundamental es que las cuentas no queden en cero”, dijo Cotillo.

Insisto, a veces las palabras o adjetivos  no significan lo que uno quiere decir, sobretodo en Santa Cruz. (El Diario Nuevo Día).