Diputada Bubola pidió informes por los gastos de bebidas alcohólicas del gobernador

Es por documentos oficiales que certifican el gasto de más de 60 mil pesos para la compra de vinos para la Residencia del Gobernador en sólo tres meses. Para la Diputada este tipo de gastos constituyen una pequeña muestra del criterio con que se administran los dineros públicos y demuestran un nivel de despilfarro irracional.
lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00
La diputada Estela Maris Bubola presentó un proyecto en la Legislatura provincial para pedir informes al Ministro de Economía respecto de todos los gastos realizados en la Residencia del Gobernador durante el año 2011. En el mismo proyecto exigió la presentación del informe del Presupuesto Ejecutado 2011.
Esta presentación está relacionada con la publicación de expedientes que demuestran gastos exorbitantes destinados a la compra de bebidas alcoholicas destinadas a la residencia Oficial del Gobernador Peralta por sumas que superan los sesenta mil pesos.
“Recientemente tomamos conocimiento de una serie de expedientes en los que se demuestra el gasto de más de sesenta mil pesos para la compra de vinos destinados a la Residencia del Gobernador. Todos los gastos fueron imputados al Fondo Rotatorio del Ministerio Secretaria General, aprobados por el ex Ministro Martínez y fueron ocasionados por la Residencia Oficial del Gobernador.”
Para la diputada este tipo de gastos constituyen una pequeña muestra del criterio con que se administran los dineros públicos y demuestran un nivel de despilfarro irracional.
“Esta es una prueba más de la Fiesta que unos pocos se dieron con los recursos provinciales, remarcó Bubola al tiempo que agregó: “La única forma de entender como una provincia rica, llena de recursos naturales llego a este punto en el que no puede pagar los salarios ni hacer frente a sus gastos está vinculada a una pésima administración, y eso es precisamente lo que nos está pasando en Santa Cruz. Este nivel de gastos y derroche podría ser una de las explicaciones que sirve para dar cuenta de la actual situación económica.”
Para la legisladora radical el problema de la provincia no es que no tiene plata, sino que quienes están al mando del gobierno no tienen criterio para asignar esos recursos y prefieren sus intereses y placeres antes que el bien de la comunidad.
“Ahora dicen que no hay plata y esperan que la gente se siente a esperar, pero es necesario que los responsables paguen por lo que hicieron, porque no es posible que los vecinos de la provincia tengan que pagar los enormes gastos del gobernador. Si quiere comprar vinos caros que los pague con sus salarios, no a costa de la educación y el futuro de la provincia. El gobernador destino más de 10 mil pesos por mes para comprar vinos y bebidas alcohólicas. Este tipo de gastos, en medio de una crisis y con un gobierno que no tiene dinero resultan inexplicables, pero lamentablemente no son los únicos.”
Cabe destacar que según las pruebas aportadas el gobernador no sólo gasta millones en festejos y cenas, viajes y placeres personales, sino que además cuenta con gastos reservados por los que nunca rinde cuentas a nadie. El año pasado utilizó de esta forma más de un millón doscientos mil pesos.
“El pueblo de la provincia no sólo espera que Peralta explique en qué gasto esos fondos sino que espera y exige que los devuelva.”
Finalmente Bubola sostuvo que los vecinos están cansados de este tipo de conductas: “Mientras se gastaron millones para remodelar la residencia, hacer asados y comidas para los amigos, comprar chocolates para un curso y comprar vinos para que tomen en la residencia, los hospitales se quedaban sin médicos, los docentes no recibían capacitación, no se controlaba a las mineras ni a las empresas petroleras no se les pagaba a los proveedores ni se trabajaba para el desarrollo de la provincia. El Gobernador debe explicar a la ciudadanía de Santa Cruz que paso con el presupuesto del año pasado, que incluso compromete seriamente el presupuesto del presente año, y el futuro de la provincia. También debe explicar que fue lo que paso con los 530 millones de pesos que teníamos depositados en el exterior y ya prácticamente han desaparecido.” (El Diario Nuevo Día).