Empresas truchas aparecen como acreedores de gobierno

De las más de cien empresas a las que el gobierno provincial le debe dinero,  aparecieron veinte de ellas que se alistaban  o alistan para cobrar prestaciones que nunca hicieron. Nuevo Día conoció que desde gobierno se encuentran “investigando” si existen o no.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

 

Poca creatividad y mucha sensación de impunidad. Eso fue lo que mostraron quienes decidieron crear, empresas truchas para estafar al gobierno de Santa Cruz. Se buscó desviar fondos públicos, a veinte empresas que no existen.
Las casualidades son muchas. Las empresas “truchas” fueron detectadas aparentemente en el relevamiento que el actual ministro de la cartera de economía,  Ariel Ivovich, realizara con integrantes de las Cámaras empresarias que se presentaron a reclamar deudas  que el gobierno provincial tiene con estos proveedores.
Las casualidades no existen. La maniobra saltó a la vista de todos cuando se comprobaban los atrasos en pagos a empresas que trabajan con el estado provincial.
Fuentes reservadas revelaron a Nuevo Día que “del  total de  más de cien empresas acreedoras del estado provincial se pudo comprobar que al menos el 20 de ellas están en situación irregular, no existirían, no estarían siquiera empadronadas y su razón social  es un misterio para los proveedores habituales del Gobierno”.
Veinte sociedades pantalla, veinte posibles  pagos irregulares.

Más dinero
No parece una casualidad que en el Gobierno nadie hable del asunto, ni siquiera para dar explicaciones de lo que a priori parece una nueva estafa al Estado Provincial, que se suma a la “casi” denuncia efectuada por la ex Interventora de la Caja de Servicios Sociales, Liliana Korenfeld, mediante una “Carta a los afiliados y prestadores”.
En dicha misiva, no sólo marco una deuda de 250 millones de pesos de la obra social a proveedores y prestadores, sino que marcó el extraño faltante de 7 millones de pesos que “desapareció” en tan sólo dos días.
Ese mismo día, Nuevo Día, advertía que en la cartera de Economía estaban pasando cosas. Esa millonaria habría  sido utilizada para refacciones de un lujoso hotel en una provincia Patagónica. (El Diario Nuevo Día).